Denuncias exprés para reducir las pérdidas de 1.800 millones por hurtos en el comercio

Los ladrones que sean sorprendidos “in fraganti” serán denunciados al momento por las Fuerzas de Seguridad y podrán ir incluso a juicio

Grano a grano, gota a gota, los comercios pierden cada año una importante cantidad de dinero por los hurtos, los robos de menos de 400 euros. Según datos de la Asociación de Empresas de Fabricantes y Distribuidores (AECOC), esta práctica delictiva ocasiona cada año pérdidas a los negocios de hasta 1.800 millones de euros. Para minimizar su efecto, la Secretaría de Estado de Seguridad ha aprobado la puesta en marcha el próximo mes de noviembre de un nuevo protocolo de actuación que permitirá a los agentes tramitar in situ, telemáticamente, las denuncias por delitos leves de hurto en comercios cuando el presunto autor sea sorprendido in fraganti y esté a su disposición en el establecimiento en el que se produjo el robo.

Para los comerciantes, se trata de una medida que puede resultar decisiva para reducir estas prácticas tan perjudiciales para sus negocios. La Sentencia 481/2017 del 28 de junio de la Sala Segunda del Tribunal Supremo dejó de sancionar la multirreincidencia de los delitos leves de hurto como delito agravado para pasar a aplicar penas de multa. Esta circunstancia, según AECOC, ha motivado que muchos profesionales de los hurtos no tuvieran problema en reincidir en su práctica sabedores que si el valor de los productos que robaban no superaba los 400 euros, sólo se les sancionaría con una multa. Sin embargo, desde la asociación entienden que el nuevo protocolo servirá como medida disuasoria para que muchos se lo piensen dos veces a la hora de robar ante la posibilidad de verse ante la Justicia, pues la nueva instrucción permitirá realizar todas las citaciones para enjuiciamiento rápido. Así se podrá celebra la vista oral incluso aunque los posibles responsables del hurto no comparezcan, según el sistema articulado por Interior.

Adaptación

Para poder beneficiarse de este sistema, los comercios o centros comerciales interesados tendrán que adherirse al mismo, disponer de un servicio de seguridad reconocido legalmente y comprobar que su sistema informático permitirá el trabajo telemático de los agentes. Además, los establecimientos deberán ser inspeccionados por responsables policiales para verificar si cumplen ciertos requisitos logísticos, como disponer de lugar reservado para la tramitación de las denuncias. La Policía Nacional y la Guardia Civil también han evolucionado sus respectivas aplicaciones de gestión y tramitación y denuncias (SIDENPOL y SIGO).

Según los datos que maneja AECOC, el gran consumo (47%) copa casi la mitad de los hurtos en España, seguido de textil (21%), ferretería y bazar (11%) y permufería y electrónica (8% cada uno). Alcohol, accesorios o herramientas son algunos de los productos más hurtados en España.