El Banco de España recuerda a Sánchez que los recursos públicos son limitados

El Banco de España reclama a Sánchez una “estrategia creíble” para reducir déficit, deuda y paro

“Es necesaria la definición de manera urgente de una agenda ambiciosa de reformas estructurales, dirigida a aumentar el crecimiento potencial de la economía. Y, en paralelo, se hace necesario diseñar una estrategia creíble de reducción gradual, pero sostenida, de los desequilibrios fiscales, para su implementación una vez que se haya superado la pandemia y la recuperación económica esté sólidamente asentada". No ha podido ser más claro el gobernador Pablo Hernández de Cos en su comparecencia en el Congreso de los Diputados para presentar el Informe Anual del supervisor bancario. Ante los diputados reclamó que se elabore un plan para tajara el déficit y la deuda con una estrategia “creíble” y “urgente” para reequilibrar las cuentas. Si no fuera así, las consecuencias de esta crisis “tendrán un grado de persistencia elevado”, advirtió.

En su presentación, puso unos preocupantes datos sobre la mesa. En su previsión, el PIB caerá en este año entre el 10,5% y el 12,6%; el déficit puede escalar entre el 10,8% y el 12,1% del PIB; y la deuda puede alcanzar cotas jamás vistas, de entre el 116,8% y el 120,6% del PIB, consecuencia directa de una recuperación económica “frágil, parcial y desigual”, reiteró De Cos. También advirtió de que no se puede hacer una interpretación “excesivamente benigna” del repunte que ha tenido la economía en el tercer trimestre del año, tras la desescalada progresiva, ya que a lo largo del verano se han acumulado “señales de que el repunte iba perdiendo intensidad”.

El gobernador del Banco de España lanzó un dardo especialmente dirigido a aumento exponencial del gasto por parte del Gobierno, al que quiso recordar que los recursos públicos son “limitados” y que si se prolongaran por un largo periodo “podrían acabar entorpeciendo una eventual reasignación de los recursos productivos que pudiera revelarse necesaria tras la crisis”. Por ello, ha propuesto “focalizar” las medidas de ayuda a empresas y trabajadores para que su uso tenga un retorno elevado. “La política económica no puede sostener indefinidamente a un sector que estructuralmente va a reducir su nivel de actividad. Por el contrario, debe ir dirigida a facilitar y apoyar la adaptación del tejido productivo y de los trabajadores a las nuevas realidades y a la reasignación eficiente de los recursos entre sectores y empresas”.

Por ello, ha pedido encontrar el equilibrio correcto entre seguir proveyendo de los “necesarios elementos de protección” y mantener un grado “suficiente de selectividad” en ellos, pero que eso no implique su retirada prematura, lo que podría tener “más perjuicios que los costes de mantenerlos en el tiempo”. Asimismo, ha valorado positivamente los sistemas de protección puestos en marcha -como los ERTE o el “paro de autónomos”- para facilitar los “ajustes estructurales” de las empresas, pero cree que "las medidas de apoyo deben estar ahora mucho más focalizadas y ajustarse temporalmente a la duración de la crisis”, ha incidido el gobernador, tras señalar que “se está revelando necesario reintroducir algunas otras como consecuencia de los nuevos brotes de la enfermedad”.

Para poder alcanzar una recuperación en el menor tiempo posible, el gobernador ha pedido ante los parlamentarios que deben forjarse “consensos amplios” para acometer cambios con “perspectiva de largo plazo, que ayude a aprovechar plenamente las oportunidades que nos ofrece la UE". De este modo, los consensos políticos deben ser "urgentes, ambiciosos e integrales para desarrollar la estrategia de crecimiento que necesita nuestro país”, concluyó.

De Cos también ha urgido al Gobierno a que “use bien” los fondos europeos para frenar alza del paro, tras estimar que es “altamente probable” que los datos del tercer trimestre confirmen un incremento del paro de larga duración. El gobernador ha señalado que el aumento de la tasa de paro se está viendo contenida “a corto plazo” por los ERTE, pero ha augurado que el desempleo aumentará significativamente este año y el que viene, pudiendo llegar en 2022 a tasas de entre el 18,2 % y el 20,2 %. No quiso terminar sin avisar de que tanto el sector público como el privado saldrán de esta crisis con unos niveles de endeudamiento significativamente más elevados. “El empeoramiento de la economía española podrían ser menores, siempre y cuando estos fondos sean utilizados con eficiencia”..