Lidl y una empresa alemana van a juicio por la patente de la Thermomix

El grupo alemán Vorwerk denunció a Lidl al considerar que el robot de cocina, el Monsieur Cuisine Connect, plagia a la Thermomix

El Monsieur Cuisine Connect salió al mercado con un precio bastante inferior al de la Thermomix

El grupo alemán Vorwerk, fabricante del robot de cocina Thermomix, lleva a juicio a la cadena de supermercados germana Lidl por vulnerar presuntamente su patente al importar y comercializar en España un electrodoméstico similar, el Monsieur Cuisine Connect, que se convirtió en un éxito de ventas.

El juicio se celebra en el Juzgado Mercantil número 5 de Barcelona, en la Ciudad de la Justicia, y comienza este martes con la previsión de que se prolongue hasta el jueves.

La causa surge de la demanda que el grupo Vorwerk & Co Interholding GMBH, titular de la patente “Máquina de cocina”, más conocida como Thermomix, puso contra Lidl al considerar que plagiaba su robot de cocina con el producto Monsieur Cuisine Connect, que comercializó en España bajo la marca SilverCrest.

A diferencia de la Thermomix de Vorwek, cuyo precio supera los 1.000 euros, la de Lidl salió al mercado por un valor casi tres veces menor, por unos 360 euros, pero con especificaciones parecidas, lo que ha hecho que se agotaran sus existencias en pocas horas cada vez que se ha puesto en venta.

En el proceso, el grupo alemán alega que Lidl ha violado su patente y exige una indemnización de daños y perjuicios del 10% sobre el importe bruto de la cifra de ventas de los productos presuntamente infractores.

Lidl niega que su robot de cocina infrinja la patente de la Thermomix, y pide al juzgado que declare la nulidad de la patente de Vorwerk por “falta de novedad, de actividad inventiva y por adición de materia” a través de otra demanda cruzada.

La sesión de mañana ha arrancado a las 10:00 horas de este martes con las periciales de validez de la patente, mientras que el miércoles se prevén las pruebas de las infracciones y, el jueves, las conclusiones.