Actualidad

¿Es el autónomo un trabajador de segunda?

La negativa a que se les permita la deducción de los gastos del teletrabajo es el último agravio

Las quejas de los autónomos se multiplican
Las quejas de los autónomos se multiplicanNoemí JaboisEFE

Los autónomos, uno de los colectivos más golpeados por la pandemia, no han dudado en denunciar innumerables veces que las administraciones públicas les han tratado como trabajadores de segunda, y han sentido agravios comparativos con los trabajadores por cuenta ajena. Ayer, vivieron el último capítulo. La Dirección General de Tributos (DGT) negó a una trabajadora autónoma las deducciones por teletrabajar.

¿Por qué los autónomos no pueden deducirse los gastos del teletrabajo?

Según la DGT, no están autorizados a deducirse los gastos de suministro –como la luz o la factura del teléfono o internet– porque la realización esporádica de la actividad económica en la vivienda, en una «circunstancia excepcional», como la producida tras la declaración del estado de alarma, «no permite la deducibilidad de la parte proporcional de los suministros utilizados» a la hora de determinar el rendimiento neto de la actividad.

¿Y qué dicen las asociaciones de autónomos?

Que no es admisible que se permita a una empresa deducirse los gastos de un asalariado en teletrabajo y un autónomo confinado en su casa no pueda.

¿Este ha sido el único contencioso con Hacienda?

No. Hacienda se ha negado siempre a aplazar impuestos y ha mantenido la presentación de declaraciones y autoliquidaciones tributarias. Solo ha accedido a retrasar algunas fechas. Además, los autónomos deberán tributar por la prestación por cese de actividad si han percibido más de 2.000 euros, que estarían obligados a consignar en la declaración de 2020 como rendimiento del trabajo.

¿Qué otras decisiones han perjudicado a los trabajadores por cuenta propia?

No pueden acceder a la nueva prestación extraordinaria por cese de actividad si no se ha sido beneficiario de ella entre marzo y junio de 2020; les elevaron los tipos de las cuotas sociales entre 3 y 12 euros mensuales; no se les exonera del 100% de las cotizaciones en cese de actividad; el 90% los autónomos de temporada no tiene acceso a la prestación; y los autónomos tienen muchas dificultades para demostrar una caída de actividad del 75% para acceder a las ayudas. Todo será subsanado in extremis en el próximo Consejo de Ministros, aunque las exoneraciones de cuotas solo se han aplazado hasta el 31 de mayo .

¿Y sobre las ayudas?

Mientras un autónomo español ha recibido 14 euros de ayuda por cada 100 de pérdida, un alemán ha recibido 74, un francés, 58, o un italiano, 44.