La 12 propuestas de los economistas para la reforma fiscal de Montero

El Consejo General de Economistas de España recuerda que el Impuesto sobre Sociedades apenas tiene ya deducciones y recae en pymes y micropymes. Una excesiva voluntad de recaudar puede provocar una pérdida de competitividad

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, interviene en una sesión de control al Gobierno, a 14 de abril de 2021
La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, interviene en una sesión de control al Gobierno, a 14 de abril de 2021 FOTO: EUROPA PRESS/E. Parra. POOL

La caída de ingresos tributarios totales del año 2019 al 2020 fue de un 8,81%. Entre los descensos, resulta especialmente significativa “la exagerada caída de recaudación” del Impuesto sobre Sociedades (-33,18%), ha expuesto hoy el Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF) –órgano especializado en fiscalidad del Consejo General de Economistas de España–, al repasar las novedades de la declaración de la Renta y Patrimonio 2020. Para compensar este hundimiento de ingresos públicos, el Gobierno ha creado el Comité de Personas Expertas para llevar a cabo una reforma fiscal que pondrá el foco en aumentar la recaudación a través de una subida en Sociedades, Patrimonio y Sucesiones con los Presupuestos de 2022. Por su parte, el Consejo General de Economistas (CGE) aboga por revisar las bonificaciones y tipos reducidos de los impuestos en la futura reforma fiscal.

En este escenario problemático y preocupante, con un déficit de casi el 11% del PIB en 2020, una deuda pública a punto de alcanzar el 120% del PIB el año pasado, y unas previsiones inciertas, con un cálculo de déficit para 2021 del 9%, “ni en este año ni probablemente en el siguiente se podrá cerrar el agujero del sector público”, advierten los Economistas. “Hay que buscar tener más ingresos fiscales sostenidos en el tiempo que tienen que venir vinculados a la recuperación y al crecimiento de la actividad económica”, añaden. En esta línea se ha posicionado Nadia Calviño, quien ha asegurado este jueves que “no es el momento de subir impuestos” y “menos a corto plazo” porque la prioridad ahora mismo del Gobierno español es impulsar el crecimiento económico y la creación de empleo, razón por la que, según ha dicho en declaraciones a la cadena SER recogidas por Europa Press, tampoco se han subido este año.

Las bases de esta reforma fiscal que se avecina incluyen acortar la brecha de entre 7 y 8 puntos del PIB que separa a España de la media europea. A este respecto, el presidente del Consejo General de Economistas de España, Valentín Pich, considera que “quizá esta menor presión fiscal no sea debida a que en nuestro país se paguen menos impuestos, sino a que, entre otras variables, el número de cotizantes es muy inferior al del resto de países de la UE, por lo que sería deseable que la reforma fiscal fuera encaminada a incentivar la actividad económica y la creación de empleo”.

Lastrar la competitividad de las pymes

La fiscalidad sobre la riqueza y la armonización en el gravamen de Sociedades son otros de los pilares fundamentales de la reforma fiscal que tiene entre manos la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. En este sentido, Pich ha recordado “el Impuesto sobre sociedades (en España), contrariamente a lo que se piensa, apenas tiene deducciones”, solo las de I+D. “Es un reflejo de nuestra realidad económica, al recaer sobre muchas pymes y micropymes”, añade. Por ello, “el Impuesto sobre Sociedades tiene que ser un elemento de competitividad. Nos interesa atraer y retener. Tenemos que mirar muy de reojo lo que hacen los demás, no nos podemos permitir el lujo de ser muy creativos porque la excesiva voluntad de recaudar en colectivos tan difíciles de retener”, subraya, podría tener consecuencias no deseadas. “Tenemos un Impuesto de Sociedades muy homologado”, concluye Valentín Pich.

El Consejo General de Economistas de España cree que ahora es el momento de inyectar liquidez al sistema, tranquilidad, seguridad jurídica y espera una “reforma global, conjunta y que no sean cuestiones meramente puntuales”. Aunque lograrlo no será una tarea fácil, en la presentación sobre la declaración de la Renta los Economistas han aprovechado para apuntar una docena de propuestas para aumentar la recaudación de cara a la reforma fiscal.

12 propuestas

Entre estas propuestas figura revisar los tipos reducidos y superreducidos del IVA o “eliminar la maraña de reducciones y bonificaciones” del IRPF y el Impuesto de Sociedades.

Además, apuesta por una armonización de la fiscalidad de las grandes corporaciones a nivel internacional -que de hacerse en un solo país provocaría deslocalizaciones- o integrar en la fiscalidad la apuesta por la movilidad sostenible.

Defienden la necesidad de establecer un marco general para la fiscalidad ambiental -que en buena parte está trasferida a las regiones-, reformar la fiscalidad autonómica, “reordenar” la tributación de la riqueza, corregir la plusvalía municipal o dotar de más medios los tribunales económico-administrativos para hacer frente a la excesiva litigiosidad de nuestro sistema tributario.

También señalan que es necesario eliminar o reformar hechos imponibles obsoletos del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados y, en especial, de la modalidad Actos Jurídicos Documentados; impulsar la erradicación de fraudes por vías tecnológicas y armonizar las tasas sobre determinados servicios.