El Banco de España achaca a las ayudas del Gobierno el nuevo mínimo de préstamos dudosos en 2020

La banca baja su rentabilidad al caer el 3,15% por un proceso de fusión de “un grupo significativo”, según la autoridad monetaria

Fachada y alrededores del Banco de España en la plaza de Cibeles de Madrid
Fachada y alrededores del Banco de España en la plaza de Cibeles de MadridLuis DíazLa Razón

La rentabilidad de los recursos propios de las entidades que operan en España continuó en negativo y, de hecho, se redujo adicionalmente, al bajar el 3,15%, en términos agregados, a finales del cuarto trimestre de 2020, según los datos facilitados por el Banco de España sobre estadísticas supervisoras de las entidades de crédito correspondientes al cuarto trimestre de 2020. El Banco de España achaca “esta disminución adicional al proceso de fusión de un grupo significativo”, en alusión a Caixabank con Bankia. Excluyendo dicho grupo, la ratio mejoraría significativamente respecto al trimestre anterior hasta situarse en el menos 0,97%, en términos agregados, a finales del cuarto trimestre de 2020. Dicho grupo ha reclasificado, al máximo nivel de consolidación, las participaciones de la matriz en la principal entidad bancaria filial del grupo como activos no corrientes en venta. “Esto hace que, tanto en balance como cuenta de resultados del grupo, los activos, pasivos y resultados de la filial no se integren de forma global y detallada en cada una de las partidas correspondientes, sino que se concentren en la línea de activos no corrientes en venta en el balance y en la de beneficios y pérdidas de actividades discontinuadas en cuenta de resultados”. Adicionalmente, y también como consecuencia de la clasificación como activos no corrientes en venta, se ha cambiado la valoración de esta participación de la matriz que ha pasado de valorarse al coste de adquisición a valorarse a valor razonable menos costes de ventas. Esta operación da lugar a modificaciones en múltiples cuentas, que se revertirán previsiblemente cuando se complete la fusión, ya que las aportaciones de la principal entidad bancaria del grupo se integrarán de forma global y detallada con las de la entidad adquiriente para formar las cuentas consolidadas de la entidad resultante

Por tanto, la autoridad monetaria achaca esta nueva disminución, sobre todo, a ciertos ajustes contables asociados a este proceso de fusión. Este nuevo factor extraordinario, que se añade al que representó el importante deterioro del fondo de comercio de algunas entidades registrado en la primera mitad del año, tampoco tiene repercusión en sus ratios de solvencia. Sin embargo, conjuntamente justifican buena parte de la caída de casi 10 puntos porcentuales que ha registrado la rentabilidad este año. “El resto del recorte, también significativo, obedeció a un aumento de las provisiones”. Así, la ratio de cobertura de liquidez registró un ligero descenso, situándose en el 194,42%, frente al 195,40% del tercer trimestre de 2020, pero sigue siendo superior a la del mismo periodo del año anterior.

Las ratios de capital de las entidades de crédito que operan en España aumentaron en el cuarto trimestre de 2020. La ratio de capital total se situó en el 17,01%, frente al 15,94% del mismo período del año anterior. La ratio de préstamos dudosos del total de entidades de crédito volvió a caer y se situó en el 2,83% en el cuarto trimestre de 2020, su nivel más bajo desde el tercer trimestre de 2015 (primer período de referencia de la publicación de las series temporales). “Algunas de las medidas adoptadas por las autoridades también están influyendo en el favorable comportamiento de esta ratio”. En el cuarto trimestre de 2020, la ratio de préstamos dudosos de las entidades significativas se situó en el 2,93 % y la de las menos significativas en el 2,14 %.

Esta ratio se calcula a partir de los préstamos y anticipos que conceden las entidades de crédito españolas a todos los sectores de la economía teniendo en cuenta tanto la actividad realizada en España como en el extranjero. La diferencia con la información difundida en la sección de Estadísticas de Instituciones Financieras se debe a que esta última se refiere exclusivamente a préstamos frente a Otros Sectores Residentes (intermediarios financieros distintos de entidades de crédito, sociedades no financieras, hogares e instituciones sin fines de lucro al servicio de los hogares) y a la actividad realizada en España.

La ratio de apalancamiento aumentó levemente por segundo trimestre consecutivo situándose en el 5,98% en el cuarto trimestre de 2020. Las ratios de capital del total de entidades de crédito aumentaron en el cuarto trimestre de 2020, en comparación con el mismo trimestre del año anterior. La ratio de capital de nivel ordinario (CET1) se situó en el 13,50%; la ratio de Tier 1, en el 14,93%, y la ratio de capital total, en el 17,01%. El aumento de la ratio de capital total en el último año superó los 100 puntos básicos. “Este incremento fue fundamentalmente consecuencia de la reducción del principal componente de su denominador, los activos ponderados por riesgo, del 4,84%, que reflejaron, en parte, las medidas adoptadas por las autoridades para mitigar los efectos de la crisis del Covid-19″, según el Banco de España. La evolución del numerador, el capital total, también se vio favorecido por algunas de las medidas adoptadas. En este periodo, la ratio de capital total de las entidades significativas se situó en el 16,69 % y la de las entidades menos significativas en el 23,05%.