El turismo pide que España sea un destino seguro ya en julio

Advierte de que si la inmunidad de rebaño llega en septiembre, será tarde para ellos

Los hosteleros madrileños no reprochan a Ayuso la falta de ayudas porque «nos ha dejado trabajar»
Los hosteleros madrileños no reprochan a Ayuso la falta de ayudas porque «nos ha dejado trabajar»Gonzalo Pérez MataLa Razón

El turismo ha sufrido de forma muy acusada el impacto de la crisis del coronavirus y espera la llegada del verano con una mezcla de esperanza y temor. Esperanza porque cree que puede marcar un punto de inflexión para la recuperación. Y temor porque, de no ser así, la crisis en que está sumido será más profunda de lo que ya es.

Javier Campo, presidente de Aecoc, cree que la clave para que esta primera palanca de su recuperación se active con éxito es la vacunación. Ayer, durante el 18º Congreso Aecoc de Horeca, Campo lanzó una dura advertencia al Gobierno: alcanzar la inmunidad de rebaño con el 70% de la población vacunada con una primera dosis en septiembre a la hostelería y el turismo no les sirve.

«El ritmo de vacunación en España no va mal, pero es insuficiente. No es de recibo que vayamos a lograr la inmunidad de rebaño en septiembre. Podemos hacerlo mejor. Y, si lo hacemos bien, podemos lograrla a principios de julio», aseguró.

Campo explicó que España necesita ser un destino seguro en julio para que el turismo extranjero vuelva a nuestro país y el sector logre salvar los muebles. Porque, según sus perspectivas, incluso en un escenario optimista, sus pérdidas van a seguir siendo cuantiosas.

En el mejor de los casos, Campo aseguró que la afluencia de turistas extranjeros alcanzará los 42 millones, frente a los 83 millones de 2019; y que los ingresos se situarán en los 46.600 millones de euros, la mitad de los 93.000 millones de euros de 2019. Esta debilidad por la que atraviesa el sector y los meses de dificultades que le quedan por delante, es lo que llevaron también al director general de Aecoc a solicitar que los ERTE se mantengan al menos hasta final de año para proteger a los trabajadores.

Para acelerar esta vacunación, Campo insistió en la oferta de las empresas para vacunar a través de las mutuas de trabajo y sus servicios médicos. Su ayuda, aseguró, mejoraría el proceso no sólo porque saben cómo hacerlo sino también cuándo hacerlo para no interrumpir la actividad.

Aunque en el caso de Madrid las ayudas directas sean menos perentorias para la hostelería, no lo son en otras comunidades autónomas cuyo sector turístico se ha visto arrasado por la Covid. Campo explicó que el PIB ligado a esta actividad ha descendido un 66%, hasta los 95.000 millones de euros; y que las ayudas que se han recibido a través de herramientas como los ERTE o las que están por venir de la UE apenas llegan a los 30.000 millones.

Si este «agujero colosal» no se rellena, el sector no morirá, pero tampoco podrá contratar, abrir establecimientos, innovar, según Campo. En definitiva, advirtió, «no vamos a poder competir».

Si en Madrid los hosteleros no están siendo tan beligerantes con el tema de las ayudas directas es porque su actividad se ha mantenido mucho mejor que en otras comunidades. Cuadro de barras en ristre, el candidato socialista a presidir la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, denunció en el debate televisivo celebrado en la noche del miércoles que el Gobierno regional de Isabel Díaz Ayuso no ha dado ni un solo euro en ayudas directas a la hostelería.

En la comunidad, los hosteleros no han solicitado estas ayudas «porque la voluntad ha sido que la economía y la salud vayan de la mano. No se ha pedido nada porque, aunque hay y ha habido restricciones para realizar nuestra actividad, se nos ha dejado trabajar, que es lo que queremos», aseguró José Luis Yzuel, presidente de la patronal Hostelería de España.

Otras palancas

Junto a un mayor ritmo de vacunación y ayudas directas, Campo consideró que hay otras dos palancas que pueden ayudar al sector turístico y a su dependiente hostelería.

La primera es el ahorro. El director general de Aecoc aseguró que el ahorro en España «ha batido récords» en los últimos meses por una razón muy sencilla: la gente no ha tenido en que gastar entre el confinamiento y las limitaciones de movilidad.

Por eso, pidió al Gobierno que lance mensajes de tranquilidad ya que, «si se recupera el clima de confianza de los consumidores, nos daría una sorpresa», dijo. El último empujón que podría recibir es el de los fondos europeos Next Generation.

Pero, como admitió Campo, el turismo espera poco de ellos porque no sólo se le han asignado un 4% de los recursos totales sino que parece claro que en 2021 no llegarán los 26.000 millones consignados en los Presupuestos.