Viajes

España apuesta por la llegada de turistas extranjeros sin PCR ni vacunas

El Gobierno valora permitir la entrada de personas de países con baja incidencia del virus sin necesidad de test ni inmunización

Varios turistas llegan al aeropuerto de Málaga
Varios turistas llegan al aeropuerto de MálagaÁlex Zea / Europa Press Europa Press

Si hay algo en lo que todo el sector turístico coincide es que, aunque se hayan disparado las reservas estos últimos días y ya se atisbe la luz al final del túnel, los números no salen únicamente con los viajes realizados por los españoles. Y menos aún si Reino Unido mantiene el veto a nuestro país al considerarnos un destino no seguro. «Esta cuestión es muy grave, pues los británicos son nuestro principal mercado emisor y cada día que dejan de visitarnos perdemos muchísimo dinero», asegura tajante José Luis Zoreda, vicepresidente ejecutivo de Exceltur, quien detalla que «España perderá 3.753 millones de euros en ingresos turísticos si no llegan ingleses en mayo y junio, así como 27 millones de pernoctaciones menos».

Consciente de ello, el Ministerio de Turismo tiene todas las esperanzas puestas en el denominado Certificado Verde Digital o «pasaporte Covid», esa especie de llave mágica que abrirá la puerta de las ansiadas vacaciones, pero que parece encallarse en los despachos de la Unión Europea. Por ello, España volvió a solicitar ayer a los ministros de turismo que apoyen su propuesta de agilizar el uso del certificado para generar confianza en los viajes dentro de la UE y evitar decisiones unilaterales de algunos países que ya quieren abrir sus destinos. «Europa debe dar una respuesta coordinada con protocolos de movilidad comunes», insistió ayer Reyes Maroto, ministra de Industria, Comercio y Turismo.

La «desesperación» del Gobierno español por atraer al viajero internacional es tal que nuestro país apuesta por defender esta semana ante el resto de estados miembros la posibilidad de permitir la entrada de viajeros sin prueba PCR aunque no estén vacunados, siempre y cuando procedan de países de origen con una baja incidencia de contagio, tal y como ocurre actualmente con Reino Unido, Estados Unidos o algunos países de Latinoamérica o de Asia. Y esta medida también serviría, según Fernando Valdés, secretario de Estado de Turismo, «para aquellos países de la Unión Europea con buenos datos de la pandemia, como Alemania o Francia, que son mercados prioritarios para nuestro destino».

Destino «Covid-free»

La lucha interna entre los países de la UE por liderar la lista de destinos más buscados resulta encarnizada. Las previsiones del Ministerio de Turismo apuntan a que nuestro país recibirá 25 millones de turistas este verano, lo que supondrá la mitad de los que llegaron en 2019. Pero para alcanzar esa cifra hay que salir ya en busca y captura del visitante. Turespaña ha dado el primer paso al lanzar esta semana una campaña publicitaria valorada en más de ocho millones de euros. «Pero eso solo no basta. Muchos países nos han tomado la delantera con propuestas como la vacunación a los profesionales del sector y la imagen de destinos Covid-free, con islas en las que toda la población ya está vacunada y, por tanto, pueden vender la imagen de destino seguro. Ese factor podría ser determinante en lugares cien por cien turísticos, como por ejemplo nuestras islas, pues la sensación de seguridad que seamos capaces de transmitir determinará la decisión de muchos viajeros internacionales», advierte Zoreda.