Los planes de Iberia para Air Europa: cesión de rutas a World2Fly y Volotea y mantenimiento de la marca

La aerolínea pretende lograr por la vía rápida el visto bueno de la UE a la compra de la compañía de Globalia con estos acuerdos previos

El presidente de Iberia, Javier Sánchez-Prieto, durante la rueda de prensa en Fitur
El presidente de Iberia, Javier Sánchez-Prieto, durante la rueda de prensa en FiturEUROPA PRESS EUROPA PRESS

Iberia desveló ayer parte de los planes que tiene para Air Europa, tanto para cerrar su adquisición como para su desempeño en el seno del grupo una vez comprada. Lo más inmediato para la aerolínea que preside Javier Sánchez-Prieto es completar una adquisición que se ha visto complicada por la irrupción del coronavirus, que obligó a renegociar sus términos iniciales hasta dejar el monto de la misma en 500 millones. Para allanarla, Iberia ha firmado un acuerdo con la aerolínea World2Fly, del grupo Iberostar, para cederle activos en el negocio de vuelos de largo recorrido en el caso de que sea necesario para evitar posiciones de dominio a raíz de la compra de Air Europa, según ha confirmado este jueves Sánchez-Prieto durante una rueda de prensa en Fitur.

Con la conocida como “solución de arreglo previo” (fix it first) firmada con la aerolínea de Iberostar, Iberia trata de anticiparse a cualquier posible problema que pudiera haber sobre la competencia e incorporarlo al expediente que se presente a la Dirección General de Competencia de la Comisión Europea (CE), con la que sigue negociando los términos de la compra y a la que tiene que presentar el expediente definitivo de la compra.

Sánchez-Prieto ha explicado que, para materializar la integración de Air Europa, hay dos vías: una rápida y una lenta. E Iberia ha optado por la primera. Por eso, ha asegurado, la compañía española está tratando de proponer medidas que puedan mitigar algunos de los elementos que puedan estar en discusión antes de presentar el expediente definitivo, “de tal manera que podamos acortar los plazos y como hemos dicho siempre esperamos que la operación se pueda ejecutar en el segundo semestre de este año”, ha añadido. El presidente de la aerolínea ha recordado en este sentido que ya alcanzó un acuerdo similar al firmado ahora con World2Fly con Volotea en algunas rutas de corta y media distancia, donde se podía ver que potencialmente podría haber algún problema de competencia. En el caso de la aerolínea de Iberostar, Sánchez-Prieto ha comentado que se ha hablado de mercados pero no de rutas en concreto.

Independencia

Si, como espera Iberia, la operación llega a buen puerto, el presidente de Iberia considera que es importante a corto plazo “mantener un poco la independencia de las dos compañías hasta que el tráfico y la demanda se recuperen”. Se trata de una operación de sumar y “no es como una fusión bancaria donde al final sobran oficinas. Esto no va de eso”, ha subrayado. No obstante, ha querido aclarar que en estos momentos “seguimos siendo competidores y no tenemos ninguna capacidad ni influencia en las decisiones que tome Air Europa”, ha aclarado.

Sánchez-Prieto ha hecho estas consideraciones en el marco de la presentación del Plan “Next Chapter”, un proyecto con actuaciones para los próximos cuatro años basadas en recuperar la confianza de los clientes, potenciar el “hub” de Madrid, apostar por la sostenibilidad y convertir a sus empleados en embajadores de la marca. La aerolínea sigue poniendo el foco en Asia.