Cómo evitar las comisiones bancarias que los bancos cobran en septiembre

Estas seis entidades aplicarán gastos este mes a los clientes que no ingresen un salario o cumplan todos los requisitos que exigen para operar gratis

Imagen de archivo de compras online
Imagen de archivo de compras online FOTO: STRATESYS STRATESYS

La luz, el gas, la gasolina, los gastos de la ‘vuelta al cole’ y también las comisiones bancarias. Los bancos arrancan el curso poniéndose de acuerdo. Y es que según ha analizado el comparador de cuentas sin comisiones Helpmycash.com, este mes de septiembre, seis entidades en España vuelven a coincidir al cobrar la comisión de mantenimiento de sus cuentas a los clientes menos vinculados. Para librarse de estos gastos, los bancos exigen a sus usuarios que cumplan una serie de rigurosos requisitos, entre los que se encuentran domiciliar una nómina (con una cantidad mínima) o contratar seguros, préstamos o productos de inversión.

No cumplir estos compromisos se paga caro. En concreto, BBVA (40 euros), Banco Sabadell (30 euros), Unicaja (30 euros), Banco Santander (hasta 20 euros), Bankia (hasta 14 euros) e ING (10 euros) son los bancos que aplicarán gastos este mes a los clientes que no cumplan con las obligaciones pactadas. Estos gastos extra no son de buen recibo para ningún bolsillo, sobre todo en plena cuesta de septiembre, pero hay alternativas para dejar de pagar por una cuenta corriente: cumplir las vinculaciones que exige la entidad o buscar otro banco o cuenta que permita al cliente escapar de estos costes.

Analizar qué requisitos exige el banco: ¿me compensan?

Lo primero que se debe plantear cualquier cliente es qué requisitos de vinculación le solicita su banco para no cobrarle comisiones y si estos se ajustan a sus necesidades o le acaban costando más de lo deseado. Las exigencias más comunes para no pagar son: domiciliar ingresos, recibos, realizar varios movimientos con las tarjetas de crédito o débito o, incluso, contratar seguros o fondos de inversión. No obstante, cada banco establece sus propias condiciones, advierte Helpmycash.

La mayoría especifican sus requisitos para esquivar gastos en su “programa cero comisiones”. En dichos programas se puede consultar cuáles son las ventajas del servicio y qué requisitos se exigen para librarse de los gastos más habituales (mantenimiento de la cuenta, administración, transferencias en euros, tarjetas asociadas…). También, se puede acceder a esta información preguntando directamente al servicio de atención al cliente del banco o al propio gestor. “Conociendo al detalle qué exige la entidad para ofrecer este servicio gratuito, podremos valorar si nos interesa continuar en el banco o si, por el contrario, es mejor hacer las maletas”, aconseja el comparador financiero.

Así puede evitar las comisiones

Si está muy contento con su banco y su cuenta siempre le queda la posibilidad de negociar una rebaja con la entidad, pero “si por esta vía es imposible esquivar los gastos, el cliente puede consultar si existe la posibilidad de cambiar de tipo de cuenta dentro de la misma entidad”, recomienda Helpmycash.

Otra alternativa para los que no quieren o no pueden seguir pagando comisiones de mantenimiento es abrir una cuenta en otra entidad (ya sea un banco tradicional o un neobanco) que no cobre y no exija el cumplimiento de requisitos de vinculación. El comparador pone como ejemplo la cuenta corriente de Openbank, la Cuenta Online Sin Comisiones de BBVA, la cuenta de imagin o la Cuenta Clara de Abanca, que no piden que el cliente vincule sus ingresos y tampoco que domicilie obligatoriamente recibos o pague con las tarjetas un número mínimo de veces cada trimestre. “Son gratuitas, sin pedir nada a cambio, por lo que si dejáramos de ingresar cada mes una nómina, una pensión o una prestación por desempleo, no pagaríamos comisiones de todas formas”, aclara Helpmycash.

Más comisiones: tarjetas de débito no bonificables

“Hay más gastos en los que debemos reparar”, explica Helpmycash.com. Bancos como CaixaBank o Bankinter no ofrecen tarjetas de débito gratuitas aunque el cliente se vincule. Son las de crédito las únicas libres de comisiones. El comparador señala que a razón de la absorción por parte de CaixaBank, a partir de enero de 2022, los clientes de Bankia empezarán a pagar 36 euros anuales por las tarjetas de débito, salvo los que en octubre cumplan los requisitos del programa Por Ser Tú, que empezarán a pagar en junio de 2022.

La tarjeta que podrán usar los clientes de Bankia de forma gratuita será la MyCard de CaixaBank, una tarjeta de crédito que guarda cierto parecido con las tarjetas de débito: las compras se reflejan en el momento y se cargan en la cuenta pasadas 48 horas aunque también se puede pagar a plazos si se prefiere. El cliente puede ver sus compras en tiempo real y conocer qué saldo le quedará en la cuenta tras atender el pago. De nuevo, en estos casos, la recomendación de los expertos es sopesar si nos interesa mantener la cuenta o la tarjeta actual y comparar qué ofrecen otras entidades y bajo qué condiciones.