Europa

Los 15 euros de subida del salario mínimo mantienen a España en el nivel intermedio

A nivel europeo, seguimos estando lejos de países como Francia o Reino Unido

La subida de 15 euros del SMI se haría efectiva a partir de septiembre
La subida de 15 euros del SMI se haría efectiva a partir de septiembre FOTO: EUROPA PRESS EUROPA PRESS

La subida de 15 euros del salario mínimo interprofesional (SMI) está a punto de hacerse efectiva, lo que supondría que la cifra total llegase a los 965 euros al mes. Este incremento estaría dentro de lo que aconsejaba el Ministerio de Trabajo, que hace unos días defendía que el SMI debía subir entre 12 y 19 euros mensuales.  Ahora que esta medida parece hacerse efectiva, ¿cómo se sitúa España respecto a Europa en términos de SMI?

En Francia, por ejemplo, el SMI está este año en 1.554,58 euros brutos mensuales sobre la base de 35 horas de trabajo semanales. Sin embargo, puede que esta cifra esté a punto de cambiar, y es que a partir del 1 de octubre, el SMIC podría subir, al menos, 31 euros, de acuerdo a la inflación. En julio, el índice de precios al consumo (IPC) alcanzó un 1,62%, una cifra similar a la que se llegó en agosto. La ley establece que, cuando el índice de precios sufre un aumento como este, el SMIC debe aumentar de manera automática. El ministro francés de Economía, Bruno Le Maire, no se precipita y ha asegurado que es preciso esperar para hacer un punto final de cuentas sobre los índices de agosto.

En Alemania lo más parecido al salario mínimo es lo que se denomina «Mindestlohn», que ahora mismo está situado en 9,6 euros brutos la hora. También existen los convenios colectivos, en base a los cuales están contratados entre el 8 y el 12% de empleados. Una de las últimas medidas que se han tomado recientemente respecto al salario mínimo está relacionada con los becarios: desde el pasado 1 de julio, una nueva ley obliga a que estos reciban por su trabajo, al menos, el salario mínimo.

En Bélgica, en 2021 el salario mínimo fue de 1.625,7 euros, lo que supone 19.508 en 12 pagas, calculado sobre la base de la remuneración en bruto. Para saber cuánto recibe el trabajador se deben descontar las cotizaciones sociales y las retenciones de impuestos. Aquí el salario mínimo no se rige por una ley, sino por las negociaciones colectivas. El contrato individual de un trabajador no puede ser inferior a la cantidad fijada por estas negociaciones.

El sistema que se usa en Reino Unido es muy diferente al español, ya que allí el SMI se divide en diferentes tramos en base a la edad. El escalón más bajo, el salario para aprendices, se ha elevado en abril un 3,6%, hasta 4,3 libras por hora. El SMI para trabajadores de menos de 18 años se ha situado en 4,62 libras, mientras que el sueldo mínimo para personas de entre 18 y 20 años ha alcanzado las 6,56 libras. El salario mínimo para personas de entre 21 y 22 años es de 8,36 libras, al tiempo que para los trabajadores de más de 23 años, el conocido como «salario digno nacional», ha quedado fijado en 8,91 libras.

Teniendo en cuenta estas cifras, España seguiría estando en la mitad del ranking de países europeos a pesar de esta subida del SMI. En ese mismo nivel intermedio encontramos a Malta (762 euros), Grecia (758,3), Portugal (700 euros), Lituania (555 euros) y Estonia (540 euros).

¿Todos los países europeos tienen SMI?

Aunque puede parecer una medida universal dentro de Europa, lo cierto es que hay regiones que no cuentan con salario mínimo internacional, como es el caso de Italia, Dinamarca, Suecia, Finlandia, Austria o Chipre. En este último se está iniciando un debate para introducirlo. La Comisión Europea ha iniciado avances para que en un futuro próximo, todos los países de la Unión Europea tengan un SMI. Dado que la UE no tiene competencias para manipular asuntos salariales de los ciudadanos, lo que quiere asegurar es que cada trabajador tenga unos ingresos justos. En los 22 estados que conforman la UE hay grandes diferencias de unos países a otros: entre el país donde el SMI es más alto y el más bajo, hay una diferencia de 1.800 euros. La Comisión europea no baraja una cifra pero sí hay una propuesta de que el SMI fuera de al menos el 60 por ciento del sueldo medio del país.