Gobierno y sindicatos pactan una subida de 15 euros del salario mínimo al margen de los empresarios

Ambas partes han llegado a un acuerdo a última hora de la noche y sitúan en 965 euros al mes el SMI a partir de septiembre

Thumbnail

El Ministerio de Trabajo y los sindicatos han alcanzado a última hora de la noche un acuerdo para incrementar el salario mínimo interprofesional (SMI) en 15 euros al margen de los empresarios y situarlo en 965 euros al mes a partir de septiembre. La subida se aplicará desde el 1 de septiembre de 2021. Según ha explicado el Ministerio de Trabajo, el Ejecutivo y los sindicatos han avanzado también “en el compromiso para que el SMI, mediante su progresiva revisión en 2022 y 2023, alcance el 60% del salario medioantes del fin de la legislatura, tal y como determina la Carta Social Europea suscrita por España”.

El incremento de 15 euros se sitúa en el punto medio de la franja propuesta por los expertos al Ministerio de Trabajo, que aconsejaba un incremento para este año de entre 12 y 19 euros mensuales, frente a los 25 que habían reclamado los sindicatos inicialmente; y que constituía la propuesta inicial que hizo el Gobierno al arrancar las negociaciones.

El aumento se producirá así al margen de los empresarios, que se habían manifestado en contra de cualquier incremento del SMI para este ejercicio dado que, según aseguran, la situación económica sigue siendo muy mala y las empresas no se han recuperado lo suficiente como para asimilar este aumento. A pesar de estas reticencias, el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se comprometió públicamente en el arranque del curso político a que habría subida del salario mínimo este mismo ejercicio.

Conscientes de la determinación de Moncloa, los sindicatos habían pedido la subida al margen de los empresarios, movimiento, no obstante, que el Gobierno no veía claro en un primer momento por el problema que podría suponer orillar a la patronal en un momento en que quedan por abordar negociaciones tan importantes y sensibles como la ampliación de los ERTE o la segunda parte de las pensiones. No obstante, la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ya confirmó el martes que su disposición era «conseguir un acuerdo con los sindicatos», aunque advirtió que debe contar con el visto bueno de Moncloa y de la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, que reiteró ayer su disposición a apoyarlo, pero desde la «mesura» y en el «último trimestre», no para septiembre como pretendía Díaz.