¿Va a viajar? Renfe se enfrenta a un octubre plagado de huelgas estos días

Tanto el Semaf como el Sindicato Ferroviario han convocado ocho jornadas de paros para denunciar el “caos” de la compañía

Vista de un tren AVE (izq) junto al tren (d) del nuevo servicio de alta velocidad de bajo coste Avlo, de Renfe
Vista de un tren AVE (izq) junto al tren (d) del nuevo servicio de alta velocidad de bajo coste Avlo, de Renfe FOTO: Mariscal EFE

Renfe se enfrenta a un arranque de otoño con curvas. La operadora ferroviaria tendrá que lidiar en la primera mitad de octubre con ocho jornadas de huelga convocadas por el Sindicato de Maquinistas Ferroviarios (Semaf) y el Sindicato Ferroviario (SF).

Los paros arrancarán el jueves de esta semana con una huelga de 24 horas del Semaf. Al día siguiente, se le sumarán las protestas del SF, que se desarrollarán de 07.00 a 09.00 horas y de 18.00 a 20.00 horas, tramos horarios en los que tendrán lugar todas las protestas de esta organización y que se prolongarán, como en el caso de Semaf, los días 4, 5, 7, 8, 11 y 12.

FOTO: La Razón

Semaf anunció la convocatoria de paros el pasado día 7. El sindicato acusa a la compañía de “incumplimiento de los acuerdos alcanzados en 2007 para garantizar la integridad en la prestación de los servicios por el Grupo Renfe frente al proceso de trasferencias en el ámbito de Cataluña (y en cualquiera donde pudiera darse)”. Además, denuncia la “falta de restablecimiento de todo el empleo no cubierto y todas las circulaciones suprimidas” y el incumplimiento del convenio colectivo “y nula voluntad de solucionarlo, en lo referente a las nuevas incorporaciones y procesos de movilidad e integración del personal. Retrasándolos, desinformando y dificultando intencionadamente el normal desarrollo de los procesos, con el fin de ir disminuyendo la plantilla de profesionales”, así como de “todos los apartados acordados para la desconvocatoria de la huelga del 12 de febrero de 2021″, según Semaf.

Reproches a la dirección

Semaf ha asegurado que frente a su voluntad por establecer medidas para solucionar las carencias actuales del Grupo con las comisiones de conflicto de agosto, la única acción de la operadora ha sido “difundir datos erróneos en los medios de comunicación, sumando por duplicado como nuevo personal al profesional que un año entró como interino tras una OPE y que al siguiente ejercicio consolida su puesto de trabajo en la siguiente OPE. Además de no restar de la suma a los que salen de la empresa. “Tampoco podemos obviar que el único crecimiento de personal que se ha producido en la compañía durante la pandemia ha sido en el colectivo de Estructura de Dirección y Estructura de Apoyo, omisión de datos interesada por parte de la Dirección”, ha añadido.

Por su parte, el SF denunció hace una semana al convocar la huelga la “caótica situación en que se encuentra sumido el Grupo Renfe como consecuencia de unas políticas de empresa basadas exclusivamente en la internacionalización”. “Esta obsesión del presidente de Renfe por comprar empresas extranjeras ruinosas, como Leo Express de la Republica Checa, o por ir a operar a Arabia Saudí, Texas, etc; está suponiendo el abandono de la operación en España y dejar expedita la vía a que los operadores privados puedan competir con facilidad, con la inestimable colaboración de la desidia generalizada del Grupo Renfe”, según denuncia esta organización.

El sindicato también denuncia la “cada vez más insoportable falta de personal en todos los colectivos” que está suponiendo que no se puedan recuperar todas las circulaciones previas a la pandemia y se supriman a diario circulaciones de cercanías en numerosos núcleos, por falta de maquinistas”