Este año se realizarán en España 2.594 millones de pagos sin contacto
Este año se realizarán en España 2.594 millones de pagos sin contactoPhilippe WojazerREUTERS

España, tercer país europeo con más pagos «contactless»

Más de 30 millones de españoles utilizará la modalidad de abono sin contacto en 2026, según un informe elaborado por Telecoming

Los procesos de pagos sin contacto, los conocidos como «contactless» han tenido un crecimiento exponencial en los últimos años. No obstante, la crisis provocada por el coronavirus ha dado el espaldarazo definitivo a este tecnología, que cuenta con importantes ventajas tanto para consumidores como para comerciantes.

Tanto es así que España ya se sitúa en tercera posición con mayor número de esta modalidad de abonos de diferentes dispositivos en Europa, tan solo por detrás de Reino Unido y Francia y por delante de Alemania. Este es uno de los datos que desprende el análisis sobre evolución y perspectivas de los pagos sin contacto elaborado por Telecoming, compañía especializada en tecnología de monetización y pago móvil desde 2008.

El informe revela que este año se realizarán en España un total de 2.594 millones de pagos sin contacto a través de smartphone, tarjetas y wearables, aunque su número, según su previsiones, irá en aumento en los próximos ejercicios, hasta superar los 4.228 millones en 2026.

En total, Europa registrará 61.816 millones de transacciones en 2026, creciendo su número a un ritmo interanual del 17% en los próximos años. No obstante, España lo hará por debajo de la media europea, a un ritmo anual de incremento que ascenderá al 10%.

El volumen se dispara

En relación al valor de los millones de transacciones «contactless» (tarjetas, móvil, wearables) llevadas a cabo, Telecoming espera que 2021 cierre con un volumen de 41.862 millones de euros en España, aunque prevé que éste se dispare hasta los 63.974 millones en 2026.

Actualmente, existen en nuestro país hay 14 millones de usuarios que utilizan diferentes aplicaciones de pago móvil para realizar sus compras. Por marcas, el HCE Wallet (Host Card Emulation), es la que más usuarios aglutina, un total de 6 millones. Le siguen Apple Pay y Google Pay, con 3 millones de usuarios, respectivamente, y Samsung Pay, con 2 millones.

Ante esta evolución, en 2026, se estima que el número total de usuarios móviles de pagos «contactless» alcance los 31 millones. En este plazo de tiempo, según las estimaciones recogidas por el análisis, Apple Pay, Google Pay y Samsung Pay triplicarán el volumen de usuarios, a diferencia de HCE Wallet (más genérico), que espera menguar su base hasta los 2 millones. Los tres gigantes aglutinarán el 93% de todos los usuarios.

El informe también analiza el total de transacciones «contactless» en función del dispositivo empleado (tarjetas o móvil). Así, desvela que las tarjetas lideran este tipo de operaciones, con un total de 2.136 millones de transacciones en 2021 en España, frente a los 459 millones de operaciones a través del móvil, que moverán 5.434 millones. Esta cifra, de la mano de la creciente adopción del pago móvil, se disparará hasta los 1.161 millones de transacciones en el próximo lustro, con un volumen que se situará por encima de los 15.000 millones.

Por su parte, el gasto medio de un español por transacción «contactless» realizada a través del móvil será de 13€.

100% de tarjetas

En 2023, la totalidad de las tarjetas bancarias serán «contactless», por lo que habrá en circulación 76 millones de las mismas. Según los pronósticos, se espera que los españoles paguemos con tarjeta «contactless» una media de 39 veces al año.

El gasto medio por compra con tarjeta «contactless» se estima en 17,3 euros y no superará ese umbral en los próximos ejercicios. En este sentido, cabe destacar que España se sitúa al mismo nivel de Italia. Ambos países están por debajo de sus vecinos europeos, sólo por delante de Polonia y Turquía.

El volumen total de las transacciones realizadas con tarjeta «contactless» ascenderá a 36.363 millones en 2021, una cifra que aumentará en un 5% hasta los 49.040 millones en 2026.

¿Mataremos el efectivo?

Roberto Monge
Chief Operations Officer de Telecoming
La tecnología y la conectividad han perfilado nuevos hábitos de consumo en los que el pago sin contacto está totalmente integrado. España es el tercer país de Europa en pagos «contactless», por delante de Alemania y por detrás de Reino Unido y Francia. Y es que este año más de 14 millones de españoles habrán pagado en una tienda física sin entrar en contacto con el TPV.
Los pagos «contactless» han ganado protagonismo en el último año facilitando la compra sin efectivo en casi todas las tiendas del mundo. No son pagos digitales en el sentido estricto porque hay un proceso físico en el momento de ejecutar la transacción, a diferencia de un pago online. Tampoco son pagos puramente móviles porque se apoyan en la estructura bancaria, a diferencia del «Carrier Billing», que permite a cualquier usuario pagar con la factura de su línea móvil. Sin embargo, los pagos «contactless» son una alternativa clara al efectivo.
En 2019, España era el segundo país de la eurozona con mayor peso del efectivo en los pagos, pese a ser uno de los países de Europa con mayor penetración móvil y de tarjetas. Una sociedad sin efectivo no parece «a priori», posible, aunque cada vez sea más recomendable. Suecia es, según European Payments Council, la primera sociedad con capacidad para eliminar el cash.
Hasta ahora, el reto en la industria de los medios de pago eran fundamentalmente la seguridad y la simplicidad. Eso generó un debate natural entre los comercios que buscaban procesos rápidos y sencillos y los reguladores que apostaban por medidas más complejas priorizando la seguridad a la conversión. Ahora, el desafío es otro. Los proveedores de pagos digitales, móviles, remotos o «contactless» , tenemos que trabajar juntos para ofrecer a los usuarios alternativas reales a su nueva forma de vivir. Cuantos más medios pongamos a su disposición, más posibilidades tendremos de limitar, o eliminar el efectivo innecesario.