Marruecos anuncia nuevos hallazgos de gas natural en su territorio

Rabat despliega una intensa actividad para buscar alternativas al cierre del gasoducto del Magreb

Instalaciones gasísticas
Instalaciones gasísticas FOTO: jmz ag

Marruecos continua contra reloj la búsqueda de alternativas de suministro de gas tras el cierre del gasoducto del Magreb que llegaba desde Argelia. A la construcción de instalaciones marítimas para buques metaneros, se une la búsqueda de recursos en su propio territorio y aguas jurisdiccionales.

Al anuncio del hallazgo de reservas frente a la costa de Larache, se une hoy la noticia de que las reservas de los cuatro pozos ubicados en la cuenca del Guercif, noroeste, se estiman muy importantes.

Se trata de “recursos de gas contingentes significativos”, según Predator Oil & Gas, la firma británica que posee el 75% de la licencia de exploración (el resto de las acciones está en manos de la estatal ONHYM). Según esta evaluación, realizada por la firma independiente irlandesa SLR Consulting, los recursos de gas del pozo MOU-1 se estiman en 595 mil millones de pies cúbicos (BCF).

“Sobre la base de una tasa derecuperación de gas conservadora de alrededor del 66%, durante un período de 13 años, la estimación bruta para el proyecto de evaluación del pozo MOU-1 es de 393 000 millones de pies cúbicos (BCF), de los cuales 295 000 millones de pies cúbicos irían a Predator”, dijo la firma británica en un comunicado de prensa, informa Le360.

Según la compañía británica, las pruebas del pozo MOU-1 están programadas para el segundo trimestre de 2022 tras la relajación prevista de las restricciones de viaje en Marruecos.

Además, “los preparativos previos a la perforación para el pozo de extensión MOU-4, ubicado a 8 km al este de MOU-1 en la misma estructura, avanzan según lo planeado”. “Según el tamaño potencial de la estructura del pozo MOU-4, es probable que el proyecto sea comercialmente viable”, concluyó el informe de la firma independiente. Este último recomienda el desarrollo de un proyecto de comercialización de gas natural comprimido, cuyo costo neto de inversión sería relativamente bajo, estimado en 12 millones de dólares.

La perforación del pozo MOU-I se completó el 4 de julio de 2021. Los resultados obtenidos habían concluido con “la presencia de indicios de gas”.