Yogures y leche en peligro: la industria láctea paraliza su actividad por falta de suministro

La industria agroalimentaria empieza a parar por culpa de la huelga. Piscifactorías, centrales lácteas o fábricas de piensos han decidido paralizar su producción por falta de materias primas

La huelga paraliza al sector lácteo
La huelga paraliza al sector lácteo

La industria láctea se ha visto “abocada” a suspender a partir de mañana su actividad como consecuencia de la huelga de transporte, según ha anunciado la Federación Nacional de Industrias Lácteas (Fenil) en un comunicado. De acuerdo con sus datos, las fábricas han visto interrumpido el suministro de los productos necesarios para la elaboración de lácteos.

En concreto, las fábricas han visto interrumpido el suministro de los insumos necesarios para la elaboración de productos lácteos y también el traslado del producto terminado a las cadenas de distribución, por lo que se ha anulado la capacidad de envasado y de almacenamiento y gestión de un alimento que es “altamente perecedero y esencial para el consumo diario”.

Según Fenil, que integra a más de 60 empresas del sector y representa más el 95% de la producción nacional de productos lácteos, esta paralización está acarreando consecuencias sociales, económicas y medioambientales “inevitables”, ya que supondrá la suspensión de la recogida de la leche en las explotaciones ganaderas desde mañana y, sobre todo, pone en riesgo el abastecimiento de productos como la leche y los lácteos.

La patronal habla de “desamparo” e “impotencia” de los transportistas, ante la actuación de los “mal llamados piquetes informativos que han bloqueado su actividad”. Fenil ha subrayado que solo se revertirá esta decisión si se garantiza el derecho a la movilidad y la seguridad de los transportistas que no han secundado la huelga, y se evitan conflictos de orden público en las carreteras españolas, “circunstancia conjugable con el respeto del derecho de huelga”.

Otro de los sectores que ha parado su actividad es el de las piscifactorías. Las empresas españolas de acuicultura se han visto obligadas a cesar su actividad comercial de forma indefinida, como consecuencia de la huelga de transportistas por carretera, ha informado este miércoles la patronal del sector Apromar, que ha alertado de los “daños severos y cuantiosos” del paro del transporte y de las trabas a la circulación por las actuaciones de los piquetes, que bloquean el traslado del pescado fresco.

Apromar ha subrayado que este bloqueo es “gravísimo” por la pérdida de valor comercial del pescado y porque las granjas de peces deben seguir recibiendo piensos y oxígeno, además de sumarse a la “delicada situación” por la guerra en Ucrania. “Es muy grave ya que los empresarios del transporte en paro han cesado no solo su actividad sino en gran medida toda la circulación otros camiones y vehículos de transporte mediante acciones coercitivas de piquetes con actuaciones agresivas en los principales puntos logísticos del país”, ha remarcado Apromar. “Nos tememos que el daño va a ser irrecuperable si no se calma la situación y no se ponen soluciones en el cortísimo plazo. Es inaceptable”, denunció la patronal, que ha exigido al Gobierno que tome medidas “inmediatas” para evitar que aumente el perjuicio por la huelga.

La huelga de transportistas “dificulta” también el abastecimiento en algunas estaciones de servicio y fábricas de pienso animal, sobre todo en Murcia. Sus estaciones de servicio han comenzado a tener problemas de abastecimiento “tras no haber recibido combustible en dos días”, según ha señalado el presidente de la Asociación de Estaciones de Servicio de la Región de Murcia, José Baños Antolinos.

Por su parte, la asociación de las empresas productoras de los piensos Apicose ha asegurado que “el sector ganadero murciano lleva desde el lunes sin poder acceder al puerto de Cartagena para recoger grano” con el que fabricar pienso para el ganado, que ha parado su producción ante la falta de materias primas. La directora de Apicose, Natalia López, ha confirmado que el gremio “ha entrado en zona crítica” para poder fabricar alimento animal al no poder acceder al puerto. Por esta situación, este martes, han pedido a Delegación del Gobierno “una escolta de la Guardia Civil” para con su propios camiones “poder acceder” a la instalaciones portuarias a recoger el grano para “comenzar a fabricar piensos” nuevamente.