¿Mercado libre o regulado?: diferencias, ahorro y claves en la factura de la luz

Los altos precios del “pool” repercuten directamente en los casi 11 millones de usuarios en España que están acogidos a la tarifa regulada

Una factura del consumo de luz
Una factura del consumo de luz FOTO: Eduardo Parra Europa Press

Acciones tan simples como el pulsar un interruptor y que se encienda la luz, el poder mantener la nevera enchufada de manera continuada o simplemente el hecho de cargar nuestro dispositivo móvil, todas ellas son posible gracias a centrales que generan esta energía y a compañías eléctricas que se encargan de su comercialización, mandando facturas de la luz a sus clientes.

Desde hace ya un año, el coste de la luz ha ido pulverizando un récord tras otro, alcanzando su máximo el pasado mes de marzo, cuando el precio medio del “pool” se situó en los 544,98 euros megavatio hora (MWh), aumentando en apenas 24 horas más de cien euros.

En este sentido, los altos precios del “pool” repercuten directamente en los casi 11 millones de usuarios en España que están acogidos a la tarifa regulada, es decir, el denominado PVPC; y además sirve de referencia para los otros 17 millones que contratan su suministro en el mercado libre. Ante esta situación, este mes, España y Portugal llegaron a un acuerdo con la Unión Europea para establecer un tope del gas, con el objetivo de intervenir de forma directa en el pool eléctrico, atajando así la cesante escalada de precios de la factura de la luz.

Por tanto, resulta fundamental conocer las ventajas e inconvenientes que tiene el mercado libre así como el regulado a la hora de contratar nuestra tarifa de la luz, ya que esto supondrá una serie de diferencias en la factura final, tal y como asegura la comercializadora eléctrica low cost, Gana Energía.

Diferencias entre mercado libre y regulado

La gran diferencia entre ambos mercados se basa en quién marca el precio de coste de la electricidad. En el mercado regulado o el del PVPC (Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor), el precio de la energía lo fija el mercado mayorista de manera diaria por subasta y es supervisado por el Gobierno. En este sentido, se rige por la ley de oferta y demanda del mercado eléctrico al cuál hay que sumar los costes de impuestos por el Ejecutivo.

En cambio, en el mercado libre, es la comercializadora la que es responsable de crear y poner precio a sus tarifas, planteando así su propia estrategia comercial, en el que los clientes tienen una mayor variedad de servicios que se pueden adaptar a sus hábitos de consumo.

Por su parte, las tarifas PVPC tienen un precio distinto cada hora del día por kWh y además se rigen por la discriminación horaria, tanto en precio del kilovatio consumido como en la potencia suministrada. Estas tarifas solo están disponibles para suministros con una potencia menor a 10kW, es decir, aquellas que corresponden a los hogares.

Otra de las diferencias entre ambos mercados eléctricos es la variedad de ofertas existentes. Mientras que en el mercado libre existen más de 100 comercializadoras operando, en el mercado regulado tan solo operan ocho compañías.

¿Qué tarifas permiten mayor ahorro?

El tipo de tarifa no es más o menos económica al estar en un mercado u otro, sino que hay ciertos aspectos que pueden marcar la diferencia como el analizar el consumo y potencia contratada para conocer cuál es la mejor opción para ahorrar en nuestra factura de la luz.

En lo que respecta a las tarifas de mercado regulado, estas oscilan mucho de precio cuando tiene lugar un suceso importante para la sociedad, como lo pudo ser la pandemia del coronavirus o la invasión de Rusia en Ucrania. En estos casos, al verse la economía general afectada, esto repercute directamente en el sector de la electricidad, aumentando el coste del MWh en el mercado mayorista y, por tanto, de las tarifas PVPC. En este sentido, estas tarifas se caracterizan principalmente por tener una mayor inestabilidad en los precios.

Por su parte, las tarifas de mercado libre son mucho más estables y al haber una gran variedad de tarifas y compañías, el suministro y el precio pueden adaptarse a las necesidades de cada cliente.

¿Cómo puedo conocer qué tarifa tengo?

  • Consultar el área clientes de la compañía: En el apartado de contratos siempre se encuentra el nombre de la tarifa, en el caso de que esta nomenclatura incluya PVPC, esto significa que la tarifa pertenece al mercado regulado.
  • En la factura de la luz: Si no encuentra los datos en el área de clientes, en la sección donde se desarrolla el tipo de contrato o los datos puede aparecer el PVPC, por lo que la tarifa será del mercado regulado.
  • Consultar comercializadora: Si la comercializadora que gestiona la tarifa contratada es una de las ocho que operan en el mercado regulado.