Los bancos comienzan a subir la rentabilidad de los depósitos

La anunciada subida de tipos lleva a las entidades a mejorar la oferta de estos productos, que suscitan mayor interés de los clientes

Varios billetes de 200 euros durante su fabricación
Varios billetes de 200 euros durante su fabricación

La ya inevitable subida de tipos de interés que el Banco Central Europeo (BCE) tiene en principio previsto acometer en los meses de julio y septiembre tiene una cara y una cruz muy marcadas para las finanzas de los hogares españoles. La parte negativa es bien visible para los que tienen una hipoteca. Desde hace semanas, el euribor ha iniciado una fuerte y sostenida escalada que le ha sacado del terreno negativo en el que se había instalado desde 2016 encareciendo el coste de los préstamos a tipo variable, que son mayoría en España -75% del total-. La cara todavía no es bien visible, pero empieza a mostrarse poco a poco: los depósitos bancarios.

A pesar de que llevan al menos seis años, desde mayo de 2014, con una rentabilidad por debajo del 1%, según cifras oficiales del Banco de España, los depósitos bancarios siguen siendo uno de los productos preferidos de los españoles para guardar sus ahorros. Javier Santacruz, profesor del Instituto de Estudios Bursátiles (IEB), aseguraba esta misma semana a la agencia Efe que hay un billón de euros en depósitos bancarios al 0% o incluso con intereses negativos.

Pero ahora, con la anunciada subida de tipos, algunos bancos han empezado ya a incrementar las rentabilidades de este producto, aunque de forma moderada. «Algunas entidades europeas están tomando medidas para atraer a los clientes. En España, los bancos llevan por lo menos cuatro años ofreciendo depósitos a plazo fijo a 12 meses con rentabilidades que rondan el 0% (0,01%). Sin embargo, en las últimas semanas hemos sido testigos de nuevas ofertas que pagan hasta un 0,7%», explica Andrea Morales, experta en bancos y depósitos de HelpMyCash.

Por ahora, han movido ficha entidades pequeñas que necesitan más liquidez

Las subidas las están protagonizando por el momento pequeñas entidades. Según los datos recopilados por HelpMyCash, en los de un año de duración, entre los bancos europeos, Banca Progetto ha incrementardo la rentabilidad del 0,65% TAE en enero al 0,91%; Haitong Bank, del 0,68% al 0,76%; y Bulgarian-American Credit Bank, del 0,51% al 0,70%. En depósitos a dos años, Progetto ha mejorado del 1,01% al 1,26%; Younited Credit del 0% al 1,25%; y Haitong Bank del 1,01% al 1,11%. En España, Pichincha ha subido el interés de su depósito a un año del 0,25% al 0,5%; mientras que Renault Bank lo ha incrementado del 0,50% al 0,70% en el de dos años.

En la plataforma de ahorro Raisin también han constatado este incremento de rentabilidades de las entidades pequeñas. «En las últimas semanas, las subidas en las ofertas de uno y dos años ha sido constante. Este escenario ya venía sucediendo desde hace meses para plazos más largos, pero ha sido ahora cuando estamos viendo el efecto en plazos más cortos», explican. Desde Raisin aseguran que estas entidades financieras más pequeñas con las que trabajan requieren de liquidez a corto plazo por su modelo de negocio, lo que ha motivado que desde comienzos de año hayan aumentado la rentabilidad de los depósitos para captar liquidez.

FOTO: T. Nieto

Entre los grandes bancos, la situación es diferente. Como explica Toni Pastor, socio del despacho Círculo Legal Barcelona, el único que se ha movido por el momento es el alemán Deutsche Bank, «aunque con una previsión muy comedida», asegura. Así, la rentabilidad que da por su depósito a un año es del 0,15% TAE, del 0,4% a 18 meses y del 0,6% en el caso del producto a dos años vista.

El grueso de las grandes entidades financieras han adoptado la actitud de «wait and see»: esperar y ver. Tanto CaixaBank como Banco Santander, por ejemplo, aseguraron en sus respectivas presentaciones de resultados que, por el momento, se van a mantener vigilantes a ver qué hace la competencia. Porque la realidad es que, a priori, estas entidades no tienen una necesidad acuciante de entrar en una guerra de depósitos para captar clientes y recursos. En un informe de principios de mes sobre la banca española de Moody’s, la agencia de calificación de riesgos aseguraba que es poco probable que los bancos españoles ofrezcan a sus clientes una mayor remuneración por los depósitos dado que tienen una situación de amplia liquidez «con la ratio de préstamos sobre depósitos del sistema por debajo del 100% por primera vez en años». «Los bancos cuentan con grandes reservas de crédito constituidas durante la pandemia», añade el informe de Moody’s. «Bancos tan grandes no necesitan ni liquidez ni atraer clientes por los depósitos, de allí su poco interés en promocionar este tipo de productos», añade en esta línea Andrea Morales.

Lejos del pasado

Ambas circunstancias llevan a la experta de HelpMyCash a advertir de que, aunque los depósitos bancarios vuelvan a ganar tracción ahora, «asegurar que el mercado bancario español va a resucitar este producto a rentabilidades por encima del 4% como ocurrió en 2007 es poco prudente».

Aunque el movimiento en torno a estos productos, aunque modesto todavía, empieza a ser evidente, la demanda todavía sigue tanteando el terreno. «En las últimas semanas se ha reactivado el interés. De momento, vemos más interés en cuanto a visitas al escaparate que tenemos de depósitos que solicitudes como tal», explican desde la plataforma de inversión Finect. «Parece que la gente está empezando a mirar si hay depósitos que le puedan parecer interesantes, pero todavía ve bajas las rentabilidades y se mantiene en actitud de espera a ver si van subiendo», añaden. Toni Pastor también asegura que desde Círculo Legal Barcelona han constatado que, si el precio oficial del dinero sube, contratar un depósito puede resultar una idea interesante para hacer crecer los ahorros. Pero «desafortunadamente, los depósitos aún no han subido lo suficiente como para equiparar la subida de la inflación de estos últimos meses», apostilla Andrea Morales .

A la espera de ver si los depósitos recuperan unos intereses que los conviertan en un producto atractivo, lo cierto es que la situación financiera actual, junto a la bajada de los mercados financieros, deja a los ahorradores entre la espada y la pared. ¿Qué hacer con los ahorros? ¿Cómo evitar que los altos niveles de inflación provoquen una pérdida de poder adquisitivo? «En momentos como este, lo más recomendable es evitar invertir en productos que no se entienden», explican desde HelpMyCash. «Si se trata de una persona que no tiene grandes conocimientos en el mundo de la inversión y financiero, nuestro consejo es que no invierta su dinero en inversiones complejas. Y que antes de contratar o invertir sus ahorros lea, se informe bien y tome decisiones prudentes», remachan.