El Gobierno no logra desactivar la decisión de los camioneros de retomar la huelga en julio

Plataforma dice que no ha recibido garantías de que la ley para no trabajar a pérdida esté lista el próximo día 30. Serán sus bases las que decidan si reanudan los paros

El presidente de la Plataforma Nacional por la Defensa del Transporte, Manuel Hernández, durante la protesta que celebró el colectivo en Madrid en marzo
El presidente de la Plataforma Nacional por la Defensa del Transporte, Manuel Hernández, durante la protesta que celebró el colectivo en Madrid en marzo FOTO: Fernando Alvarado EFE

El Gobierno no ha logrado desactivar la amenaza de que la Plataforma en Defensa del Transporte de Mercancías por Carretera retome los paros que suspendió el pasado 2 de abril. El director general de Transporte Terrestre, Jaime Moreno García-Cano, se ha reunido en la tarde hoy con representantes de esta organización a los que ha presentado el primer borrador de la futura normativa en la que se aplicarán los principios de la Ley de cadena alimentaria al transporte de mercancías por carretera, lo que debe conducir a que este sector no trabaje a pérdidas. Esta ley es la principal reivindicación de Plataforma, impulsora de los paros de marzo. Sin embargo, al término de la reunión, el portavoz de la Plataforma para la Defensa del Transporte de Mercancías, Manuel Hernández, ha asegurado que serán sus bases las que finalmente decidan si se convocan nuevos paros, al no haber recibido garantías por parte del Gobierno de que la ley esté aprobada a final de mes. «El Ministerio nos ha trasladado que están trabajando en la ley que nos prometieron, pero no tenemos garantías de que para el día 30 esa ley vaya a estar puesta en marcha», explicó Hernández al terminar la reunión. El portavoz de Plataforma dijo que en un plazo breve de tiempo se trasladará a las bases de la organización el resultado de la reunión, para que decidan si se retoman los paros que decidieron desconvocar a finales de marzo tras 20 días en los que suspendieron toda su actividad.

A pesar de mantener la espada de Damocles sobre el cuello del ministerio, Hernández ha asegurado que mantendrán el voto de confianza al Gobierno «hasta el último momento», y ha celebrado la predisposición del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana a tener comunicación directa con la Plataforma para informar sobre los progresos en la confección de la ley. «Nuestra situación no nos permite aguantar así mucho más. Es una situación grave económicamente. Ojalá de aquí al 30 se pueda contar con esa protección para que de verdad pueda ser viable trabajar con un camión», declaró Hernández.

Plataforma lleva ya varias semanas amenazando con reiniciar los paros ante la falta de noticias sobre la ley. De hecho, el pasado lunes, en un vídeo difundido entre sus asociados, Hernández anunció que ponía en marcha toda la maquinaria para reactivar los paros en julio después de que el Mitma suspendiese la reunión que tenían prevista con ellos para ese día y que, finalmente, se ha celebrado hoy.

El borrador de la norma también ha sido trasladado ya al Comité Nacional de Transporte por Carretera (CNTC), el órgano legítimo de representación del sector del que, sin embargo, no forma parte Plataforma. Las organizaciones representadas en este comité, como Fenadismer, Astic o la CETM no son partidarias de realizar ningún tipo de movilización. No así Plataforma, que ha insistido en las últimas semanas en que volverán a ir a la huelga si la norma no se materializa antes de que acabe junio, a pesar de que los acuerdos que alcanzaron el CNTC y el Mitma en marzo y que permitieron la suspensión de la huelga fijaba el 31 de julio como fecha tope en la que tendrá que estar lista.

Trabajar sin pérdidas

El objetivo de la reforma que ha presentado ya el Mitma a la CNTC y que esta tarde trasladará a Plataforma es prohibir que los transportistas puedan trabajar sin cubrir sus costes de explotación, de manera que se eviten situaciones de abuso sobre la parte más débil de la cadena de suministro que son las empresas de transporte, autónomos y pymes en su mayoría. En consecuencia, de manera similar a como se ha establecido en la Ley de Cadena Alimentaria para los agricultores, tras la puesta en marcha de esta normativa, que modificará la actual Ley 15/2009 del contrato de transporte terrestre y la Ley 16/87 de 30 de julio de ordenación de los transportes terrestres, el precio que percibirá un transportista por sus servicios deberá ser siempre igual o superior a sus costes efectivos individuales. Para ello se propone, entre otros aspectos, fomentar la transparencia en la contratación y subcontratación de las operaciones de transporte.

Tras las amenazas de Plataforma de las últimas semanas de reanudar las movilizaciones, la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, pidió la semana pasada calma y aseguró que el departamento estaba trabajando “desde el primer día en lo que nos comprometimos”. Sánchez recordó que el compromiso del departamento es presentar la ley para que el sector no trabaje a pérdidas antes del próximo 31 de julio y añadió que “nos consta que muchas de las medidas aprobadas [en abril para acabar con la huelga], que se calificaron como históricas, como las que afectan al problema de la carga o la descarga o la revisión de los precios de los carburantes, están funcionando”. “Apelo a la tranquilidad. El ministerio se comprometió y está trabajando”, remachó.