Ribera cede y dará “un margen” para cumplir con el plan energético, pero amenaza a las regiones insumisas con los tribunales

Si no cumplen con el decreto planteará dos vías judiciales, un conflicto ante el Constitucional y los tribunales de lo Contencioso

La polémica no cesa en torno al plan de ahorro energético. Tras el fracaso de la conferencia celebrada ayer con las comunidades autónomas, tras la que las regiones gobernadas por el PP reclamaron la retirada del decreto junto a Cataluña y País Vasco, que criticaron duramente la decisión del Gobierno de seguir adelante, la ministra Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha vuelto a apelar a la “flexibilidad” de la norma para ceder ante la presión y conceder “un margen” a los propietarios de los negocios para que puedan adaptarse a la normativa. Para ello, cree que las administraciones que aplicarán las medidas de ahorro no impondrán multas “inmediatamente” a aquellos espacios públicos que no cumplan las medidas de ahorro energético. Habrá que darles tiempo”, ha reconocido.

Eso sí, ha advertido que, “si pasan los días y eso no está ocurriendo, o si mañana hay un problema serio porque en algún sitio no se aplica masivamente ninguna medida”, el Ejecutivo contactará “inmediatamente” con la comunidad autónoma en la que se estén produciendo esas irregularidades sin esperar “meses ni semanas”, y exigirá que tomen medidas y se cumpla de inmediato la ley. Sin embargo, la ministra ha admitido que existen diferencias a la hora de aplicar el decreto, ya que no es lo mismo la capacidad de adaptación que pueden tener las superficies de mayor tamaño y las grandes compañías a la que tienen los pequeños comercios o establecimientos hosteleros, con “una capacidad de puesta más lenta”, por lo que es “posible” que estos pequeños negocios experimenten dudas o dificultades. “Para ellos hay que dar este margen”.

Para Ribera, que hizo estas declaraciones en la Cadena Ser, la limitación del termostato en determinados espacios públicos a 27 grados y el apagado de escaparates que el miércoles entra en vigor es “un proceso en el que lo que importa no es sancionar, sino encauzar la voluntad de aportar al esfuerzo colectivo. No creo que nadie vaya a imponer multas inmediatamente. Tendrá que haber un apercibimiento, preguntar por qué no se están aplicando y, de forma proporcionada, ir adoptando medidas”. Pero esto no significa que se deba obviar la normativa. “Hay que vigilar su cumplimiento, pero también favorecerlo, no sancionar inmediatamente”, aunque Ribera ha recordado que los gobiernos regionales, “en principio”, deben contar con equipos de inspección para vigilar el cumplimiento del decreto.

En este sentido, la ministra no cree que las comunidades que han mostrado su desacuerdo con el plan y que han pedido su retirada -todas las gobernadas por el PP- y las que han mostrado sus dudas -País Vasco y Cataluña- tengan “una voluntad de insumisión generalizada”, porque, “en general, hay una voluntad de cumplimiento. Estoy segura de que todos vamos a hacer un esfuerzo. Creo que cualquier gobierno responsable sabe que las normas están para aplicarlas y se evitará la insumisión”, ha subrayado.

La vicepresidenta tercera ha advertido a aquellas comunidades que, una vez transcurrido el tiempo, no haya aplicado el decreto ni procedido a aplicar las sanciones correspondientes el paso a seguir será aplicar la Ley orgánica del Tribunal Constitucional respecto a los conflictos negativos de competencia, que habilita que, en aquellos supuestos en los que la Administración competente no ejerza sus competencias, puede ser apercibida por la otra administración. “Si a pesar del apercibimiento se sigue sin ejercer la competencia se podrá plantear un conflicto ante el Tribunal Constitucional, además de otras alternativas, como los tribunales de lo Contencioso, pero entiendo que es algo que deberán valorar los servicios jurídicos”.

Respecto al motivo por el que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no convoca una conferencia de presidentes autonómicos, tal como exige el PP, Ribera, ha aducido que “no tenemos ningún plan de contingencia sobre la mesa, estamos a la espera de que nos manden sus propuestas y cuentan con los cauces de información adecuados”. Además ha recordado que Sánchez ya ha ofrecido “varias comparecencias” sobre este tema.