MENÚ
domingo 23 septiembre 2018
08:17
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

3,3 millones entregadas al hogar

Sólo una de cada diez personas que no trabajan por dedicarse a las tareas domésticas es hombre y apenas 28.000 lo hacen para cuidar a enfermos y mayores, frente a medio millón de mujeres.

  • Un grupo de mujeres de la cofradía de pescadores de Gandía ha formado la primera asociación valenciana para dar a conocer el trabajo de las rederas
    Un grupo de mujeres de la cofradía de pescadores de Gandía ha formado la primera asociación valenciana para dar a conocer el trabajo de las rederas

Tiempo de lectura 4 min.

08 de marzo de 2018. 02:03h

Comentada
Erik Montalbán Madrid. 8/3/2018

La brecha entre hombres y mujeres en el ámbito laboral no termina en el salario. En España había al cierre del año pasado 19 millones de personas trabajando, de los que 10,3 millones son hombres y 8,7 millones son mujeres. Además, hay 16 millones de personas inactivas. Es decir, no trabajan pero tampoco quieren hacerlo, por múltiples motivos. De esa cifra, 3,7 millones de personas no trabaja para dedicarse a las labores del hogar, lo que representa casi uno de cada cuatro inactivos, según la última Encuesta de Población Activa (EPA) del Instituto Nacional de Estadística. Lo llamativo es que sólo 358.000 de esas personas son hombres, frente a 3,5 millones de mujeres. En resumen, nueve de cada diez personas que eligen no trabajar para dedicarse al cuidado de la casa son mujeres.

Además, hay medio millón de personas que no están buscando empleo por estar al cuidado de niños o adultos enfermos, personas con discapacidad o mayores. Aquí la diferencia entre hombres y mujeres es aún mayor: sólo 28.000 hombres frente a 473.000 mujeres, lo que supone que apenas el 5% son varones.

El triple de empleo parcial

De los 19 millones de ocupados, casi tres millones tienen contratos a tiempo parcial. No obstante, tres de cada cuatro son mujeres. Asimismo, representan una mayor proporción dentro de su sexo respecto al total de personas trabajando. Mientras que el tiempo parcial apenas supone el 7% del empleo masculino, en el femenino es el 24%. El motivo de esos empleos a tiempo parcial señala claramente a las mujeres en dos de los supuestos. Primero, el cuidado de niños o adultos enfermos, personas con discapacidad o mayores, donde los hombres no llegan ni al 5% del total: 13.600 hombres frente a 268.000 mujeres. Segundo, por no haber podido encontrar trabajo a jornada completa. De los 1,6 millones de personas que están a jornada parcial por ser lo único que han conseguido, el 71% son mujeres.

Otras 142.200 personas tienen contratos parciales debido a «otras obligaciones familiares o personales», siendo sólo 11.400 de ellos varones y 130.900 mujeres. Por otra parte, hay 234.000 personas que directamente no quieren un trabajo a jornada completa, de los que el 83% son mujeres. En este sentido, la media de horas semanales habitualmente trabajadas es de 37,7 para el conjunto de ocupados. Sin embargo, mientras que en los hombres la media es de 40,3 horas, en las mujeres es de 34,7 horas. Además, hay 1,1 millones de hombres en España que declaran trabajar más de 50 horas a la semana, frente a sólo 393.000 mujeres.

6.000 euros menos de sueldo

Estas diferencias en la duración de la jornada laboral contribuyen a acentuar la brecha salarial. Según el INE, el sueldo medio anual es de 23.106 euros. No obstante, para los hombres es de 25.993 euros, frente a los 20.052 euros de las mujeres. A tiempo completo, los varones ganan una media de 28.509 euros, mientras que las mujeres sólo 25.146. A tiempo parcial, la diferencia entre sexos es de 687 euros al año a favor de los hombres. En los contratos indefinidos, los hombres ganan 6.762 euros más que las mujeres. En los trabajos temporales, la brecha salarial es de 1.703 euros, también a favor de los empleados masculinos. En cualquier caso, hay 655.000 hombres más que mujeres asalariados con contrato indefinido. Además, las mujeres ocupan en menor medida puestos de responsabilidad. De los 391.000 directores, gerentes y altos funcionarios de la administración pública que hay en España, 247.000 son hombres y 144.000 son mujeres. Es decir, sólo un tercio son mujeres.

Esta desigualdad va más allá del trabajo, prolongándose durante la jubilación, debido a los sueldos más bajos de las mujeres en la etapa laboral. Según las cifras de la Seguridad Social, al cierre de febrero había 5,7 millones de pensiones de jubilación, de los que 3,6 millones son hombres y 2,1 millones son mujeres. La pensión media de jubilación en España es de 1.077 euros al mes, si bien los varones cobran 1.247 euros y las mujeres sólo 797 euros. Además, el porcentaje de pensiones mínimas en mujeres (30%) duplica al de los varones.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs