Precios

Calviño reconsidera su posición y apoyará la prórroga de la rebaja del IVA si la inflación no despega

Cede a lo defendido Montero, partidaria de una extensión, aunque reitera que el Gobierno "analizará todas las medidas para ver cuáles tiene sentido seguir aplicando"

La vicepresidenta primera Nadia Calviño
La vicepresidenta primera Nadia CalviñoJavier LizónEFE

La vicepresidenta primera del Gobierno español, Nadia Calviño, aseguró hoy en Nueva York que el Ejecutivo piensa mantener la rebaja del IVA en el precio de los alimentos más allá del 30 de junio, aunque lo condicionó a que se mantenga el nivel de precios actuales. Reconsidera así lo que había defendido hace tan solo unos días, tras afirmar públicamente que las ayudas puestas en vigor para afrontar la crisis energética "deben irse retirando", porque "la Comisión Europea ha solicitado su retirada progresiva y cuanto antes, opinión que comparten otros organismos supervisores". Por ello, Calviño insistió en que el fin de estos descuentos en la energía estarían justificados ya por los elevados niveles de almacenamiento y por el ajuste de los precios del mercado energético, con una situación "mucho más cómoda" que en 2022. Sin embargo, ahora sí que ha abierto la puerta a una prórroga de buena parte del plan anticrisis.

Calviño, que hizo estas declaraciones tras recibir un premio de la Foreign Policy Association, se congratuló de que los precios de la energía hayan recuperado los niveles anteriores a la pandemia, pero advirtió que el Gobierno "analizará todas las medidas para ver cuáles tiene sentido seguir aplicando". Sin embargo, quiso dejar claro su postura sobre la bajada del IVA de los alimentos, que había provocado ciertas discrepancias con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que defendía que esta medida debía prolongarse hasta final de año. En esta línea, la vicepresidenta económica sostuvo que "se mantendrá en tanto no tengamos un nivel de precios adecuado en este ámbito, dada la influencia de estos precios en los bolsillos de las familias españolas", además de reconocer que los precios de los alimentos "constituyen sin duda el reto más importante que tenemos en este momento en nuestro país", tanto por lo que suponen para las cifras de inflación como por la "presión" que por ellos sufren las familias españolas.

Entre los descuentos, ayudas y rebajas que finalizan su recorrido el 30 de junio se encuentran, además del IVA de los alimentos básicos, la reducción del precio de abonos y títulos multiviaje de transporte público; el descuento de 20 céntimos por litro en los combustibles para el sector del transporte profesional y la pesca junto a las ayudas a las comunidades autónomas y ayuntamientos para la gasolina de los autobuses públicos-; la rebaja del IVA del recibo de la luz del 10% al 5% sobre una potencia contratada de hasta 10 kilovatios; el IVA aplicado al gas natural del 21% al 5%; la suspensión temporal del impuesto sobre el valor de la producción de la energía eléctrica; la reducción del 80% de los peajes en la industria electrointensiva; o la limitación al precio máximo en la bombona de gas butano.

El descuento en los carburantes o al precio del butano, aunque tienen "poco recorrido", la cercanía de la cita electoral podría alentar su prórroga hasta después del 23J, lo mismo que las medidas que tienen que ver con el mercado eléctrico y del gas, que deben "replantearse" al haberse estabilizado los precios en el mercado internacional, confirmaron fuentes ministeriales. Otras viven sus últimos días, sobre todo las que están relacionadas directamente con la pandemia. Tal es el caso de la rebaja el IVA al 4% para las mascarillas y al 0% para los bienes y prestaciones para combatir el covid o los procedimientos que permiten a los compradores públicos adquirir suministros y servicios en el plazo más breve posible. Las referidas al decreto antidesahucios o a la imposibilidad de despedir de las empresas que se hayan beneficiado de ayudas tienen más posibilidades de alargarse.