Actualidad

Casado promete una rebaja fiscal que inyectará 16.000 millones a la economía

El líder del PP promete a los empresarios españoles eliminar las barreras administrativas, burocráticas y fiscales que lastran la economía

El líder del PP promete a los empresarios españoles eliminar las barreras administrativas, burocráticas y fiscales que lastran la economía.

Publicidad

El presidente del Partido Popular confronta la subida de impuestos planteada por el PSOE con una rebaja fiscal y una inyección de 16.000 millones de euros. La política fiscal ha sido el centro del discurso de Pablo Casado en su ponencia durante el XXII Congreso Nacional de la Empresa Familiar. Con la cuenta atrás para las elecciones del 10 de noviembre ya en marcha, Casado reforzó su propuesta liberal basada en una rebaja de los impuestos como el de sociedades, y el aplicado a personas físicas (IRPF). Así como la propuesta de supresión del impuesto de patrimonio, eliminar el impuesto de sucesiones y donaciones. De esta manera, el aspirante a la presidencia se mostró como una alternativa al bloqueo político actual para evitar unas quintas elecciones y proporcionar la seguridad jurídica necesaria para fomentar las inversiones y activar la economía.

“Es evidente que hay desaceleración económica mundial”, alertó Casado nada más iniciar su ponencia. Ante la incertidumbre internacional y nacional Casado criticó la debilidad del Gobierno para no negociar las perspectivas para las empresas. El líder del Partido Popular hizo hincapié en el estancamiento del déficit cuya reducción debería situarse en más 6.000 millones de euros.

Publicidad

Publicidad

“España no está reconociendo los impuestos que va a subir, 5.000 millones de euros en subida de impuestos y 2.000 millones en subidas de cotizaciones sociales”, declaró. Frente a esta asfixia fiscal, el Partido Popular propone una reforma fiscal global que lo que pretende es reinyetar en la economía 16.000 millones de euros, esto, en nuestras estimaciones permitiría la contratación de 300.000 personas nuevas en el mercado laboral”. Dicha medida redundaría en una mayor recaudación e introduciría ventajas competitivas en el país, fomentando la inversión internacional.

“El Gobierno pretende subir impuestos cuando la competitividad se está resistiendo”, añadió. El candidato a la Moncloa reforzó su propuesta liberal económica ante los empresarios que componen el 90% del tejido empresarial español asegurando que, si ganan las elecciones, el Partido Popular garantizará una reducción del impuesto de la renta para que a lo largo de la legislatura quede el marginal máximo por debajo del 40% y que el impuesto de sociedades quede por debajo del 20%.