China creció un 7,7 por ciento en 2013

La Razón
La RazónLa Razón

La economía china registró un crecimiento de 7,7 por ciento en 2013, siendo el más lento del país desde 1999 y en lo que el Gobierno considera una advertencia a los "problemas de fondo", entre ellos el problema de la deuda local.

La economía china registró un crecimiento de 7,7 por ciento en 2013, siendo el más lento del país desde 1999 y en lo que el Gobierno considera una advertencia a los "problemas de fondo", entre ellos el problema de la deuda local.

El Producto Interior Bruto (PIB) de 2013 superó así en dos décimas el objetivo de crecimiento oficial, que estaba situado en el 7,5 por ciento, y es muy superior al 2 por ciento que se espera que Estados Unidos, la primera economía del mundo, anuncie a finales de mes.

"En términos generales la economía de China mostró un buen ritmo de crecimiento, estable y moderado en 2013, lo cual supone es un gran logro", declaró el jefe de la Oficina Nacional de Estadísticas de China, Ma Jiantang durante la presentación de los datos.

La citada institución anunció datos positivos para la producción industrial (subió un 9,7 por ciento respecto al año anterior) y las ventas minoristas (aumento del 13,6 por ciento respecto a 2012), pero Ma prefirió ser cauto y recordar que es importante tener en cuenta "los problemas profundamente arraigados acumulados con el tiempo y que aún no se han resuelto en lo que es un período crítico para la economía de China", después de 30 años de crecimiento económico de dos dígitos.