El exvicepresidente de Indra recibió una compensación de 9,1 millones brutos tras su salida de la empresa

El exvicepresidente ejecutivo de Indra Regino Moranchel recibió una compensación de 9,1 millones de euros brutos, sujeta en su totalidad a IRPF e íntegramente provisionada, tras su salida de la empresa el pasado 30 de noviembre, según consta en el informe anual del gobierno corporativo de la firma.

Moranchel inició su actividad profesional en 1972 en una de las compañías que luego dieron lugar a la actual Indra. Durante 40 años, 20 de los cuales ocupó cargos en la alta dirección en esta empresa, Moranchel desempeñó responsabilidades técnicas y de gerente, y fue consejero delegado desde 2001 a 2011.

La multinacional ha explicado que los planes de sucesión establecidos contemplaban que el vicepresidente ejecutivo finalizaría su relación laboral a finales de 2012.

Respecto al sueldo del resto del consejo de administración de la compañía, la partida referida a la remuneración de los consejeros ejecutivos de Indra aumentó en 9,2%, hasta los 8,48 millones de euros, al realizarse el computo total del consejero delegado, Javier de Andrés González, en este nuevo cargo.

Javier de Andrés fue designado consejero delegado de Indra por el consejo de administración de la compañía en junio de 2011, por lo que en dicho ejercicio no computo todo su sueldo en esta categoría de ejecutivo.

A cierre del 2012, los consejero ejecutivos de la multinacional tecnológica eran el presidente de la compañía, Javier Monzón, y el consejero delegado, Javier De Andrés González. No obstante, hasta su cese a finales de noviembre, Regino Morachel era también uno de los miembros ejecutivos de la alta dirección de la empresa.

En cuanto al resto de los miembros del consejo, los cinco consejeros dominicales, que representan a Banco Financiero y de Ahorros, Liberbank, Lolland y Corporación Financiera Alba percibieron un total de 750.000 euros en 2012, la misma cantidad que el año anterior.

Por su parte, los siete consejeros independientes del grupo también mantuvieron sin cambios su retribución de 1,1 millones de euros en 2012 por su pertenencia al consejo de administración de Indra.