Economía

El G-7 para los pies a la criptomoneda de Facebook

El club de los países más poderosos advierte de que no autorizará su moneda virtual hasta que no se someta a los estándares regulatorios más elevados que eviten su uso para fines delictivos

El club de los países más poderosos advierte de que no autorizará su moneda virtual hasta que no se someta a los estándares regulatorios más elevados que eviten su uso para fines delictivos.

Publicidad

Si Facebook quiere tener su moneda virtual, deberá someterla a una estricta regulación por parte de los estados. Siguiendo la estela marcada desde la semana pasada por la Administración de Donald Trump, los ministros de Finanzas del club de los países más poderosos del mundo, el G-7, han lanzado hoy un mensaje directo y contundente a la compañía fundada por Mark Zuckerberg: las criptomonedas ligadas a monedas reales, como la libra que pretende crear Facebook, deben someterse a los “estándares regulatorios más estrictos” para evitar que puedan ser usadas con fines fraudulentos. Así lo recoge la declaración final acordada por los líderes económicos de este club reunidos en Chantilly (Francia).

Facebook ha propuesto crear su libra como una criptodivisa que esté ligada a monedas ya existentes. De esta forma, la compañía espera que su cotización sea más estable que la de otras monedas virtuales como el bitcoin. Lo que persigue Facebook es que esta mayor estabilidad permita que la libra se use como un medio de pago que pueda reducir los costes de las transferencias y ayude a proporcionar servicios financieros en zonas sin servicios.

A los líderes económicos del G-7 no les parece mal el fin último con el que la red social ha concebido su moneda. Lo que les preocupa es que se use para potenciales actividades delictivas como el blanqueo de capitales o el narcotráfico por no estar estrictamente regulada y debilitar el control sobre las políticas financieras y monetarias que tienen ahora los estados.

“La gente quiere seguridad y precio, no sólo precio. Y nuestro trabajo es garantizar también la seguridad... Tenemos la sensación de que debemos trabajar juntos en esto”, ha afirmado el titular canadiense de Finanzas, Bill Morneau, a Reuters.

Publicidad

“Los reguladores financieros somos favorables a la innovación. Pero estos avances no pueden darse en detrimento de la seguridad de los consumidores”, la ha secundado el gobernador del Banco de Francia, Francois Villeroy.

En los últimos días, no sólo EE UU había reclamado una estricta regulación sobre la libra. Tanto el BCE como el FMI se han pronunciado en el mismo sentido. Ante estas reticencias, Facebook ha anunciado que no lanzará su criptomoneda hasta que no cumpla todas las regulaciones que se le demandan.

Publicidad