MENÚ
miércoles 19 junio 2019
07:05
Actualizado

Iberdrola pisa el acelerador de su mayor parque eólico marino

La eléctrica española comienza la fase de instalación de los 102 aerogeneradores que convertirán al East Anglia One, frente a la costa inglesa del Mar del Norte, en el segundo mayor parque offshore del mundo en abril de 2020

  • Carga de los primeros aerogeneradores para el parque East Anglia One
    Carga de los primeros aerogeneradores para el parque East Anglia One
Ostende (Bélgica).

Tiempo de lectura 4 min.

14 de junio de 2019. 19:01h

Comentada
H. Montero Ostende (Bélgica). 14/6/2019

En las procelosas aguas del Mar del Norte, frente a la costa inglesa que surcó la Invencible, Iberdrola ha logrado dominar las bravas corrientes que surcan su, hasta ahora, mayor campo de generación eólica offshore. La energética española pisa el acelerador en su proyecto East Anglia One, a unas millas de las localidades inglesas de Suffolk y Great Yarmouth, y afronta la fase final con la colocación de los aerogeneradores, que arranca estos días y que terminará en abril del año que viene, fecha en la que se pondrá en marcha el primero de los cuatro campos que Iberdrola se ha adjudicado en estas aguas.

El recorrido en helicóptero el pasado martes, junto al ingeniero de la eléctrica Rafael Vara, muestra la envergadura del East Anglia: una inversión récord de más de 2.500 millones de libras (2.800 millones de euros) para una explotación de 714 megavatios (MW) de potencia y una extensión de 300 kilómetros cuadrados, lo que equivale a 40.000 campos de fútbol. El sobrevuelo descubre también las cambiantes condiciones meteorológicas: un tiempo soleado y tranquilo en la costa belga, en las proximidades de Ostende, y una tormenta cuajada de negros nubarrones al llegar a Inglaterra que fuerza al piloto del helicóptero a dar la vuelta. Pese a todo, Iberdrola ha logrado vencer las adversidades. A día de hoy sólo restan por instalar 16 «jackets» sobre los que irán montados los aerogeneradores después de la cimentación de los 102 pilotes que sirven de base a los aerogeneradores. Asimismo, está concluida la subestación marina Andalucía II, construida por Navantia en Puerto Real (Cádiz), que será la encargada de recoger la electricidad producida por los aerogeneradores y transformar la tensión para su traslado a la costa, de lo que se encargarán dos cables submarinos de 73 kilómetros cada uno. Ya en tierra, otra subestación será la encargada de verter la electricidad en la red británica y proveer de energía limpia a 630.000 hogares ingleses.

La construcción de esta gran iniciativa está impulsando la industria eólica marina en Europa, dando ocupación a más 1.300 personas en varios países y siendo clave para varios sectores, como el naval. Además, se está desarrollando en un mercado muy competitivo como el británico y en un sector, el eólico marino, que requiere una gran especialización. Precisamente, Vara indica que Iberdrola ha aprovechado el desarrollo del East Anglia One para mejorar las prestaciones de la turbina, una innovación que pondrá en marcha en sucesivos proyectos, con el objeto de alcanzar los 7MW de capacidad por cada uno de los 102 aerogeneradores de Siemens Gamesa que componen el parque. Vara, director del proyecto eólico marino Saint Brieuc, que la eléctrica desarrolla en la Bretaña francesa, confía en que el «One», como se conoce al proyecto británico, esté operativo en abril de 2020. Se convertirá entonces en el segundo parque eólico más grande del mundo.

Este nuevo parque eólico marino forma parte de un proyecto aún más ambicioso. Iberdrola, a través de su filial británica ScottishPower Renewables, también está desarrollando otros tres parques eólicos en el entorno de East Anglia One, que se encuentran en distintas etapas de progreso: East Anglia ONE Norte (hasta 800 MW), East Anglia TWO (con una capacidad de hasta 900 MW) e East Anglia THREE (con una capacidad de hasta 1 200 MW).

Últimas noticias