Actualidad

Los inversores ponen el punto de mira en el Ibex

Después de tres años consecutivos en los que ha perdido un 31,6% de su valor, los expertos creen que en 2013 se producirá la ansiada recuperación

«Puede ser el año de la renta variable y de la Bolsa española». Éste es el comentario que más circula en los últimos días entre los analistas del mercado, que despidieron 2012 con números positivos (el Ibex se apuntó una subida del 0,45% en la minisesión del día de Nochevieja), que no pudieron evitar que en el conjunto del año Madrid haya sido la única bolsa importante del mundo que ha cerrado el año pasado con números rojos: una pérdida en su índice de referencia, el Ibex-35, del 4,66%, que contrasta fuertemente con la subida de Fráncfort, un 29,06%, o la de Atenas, un 33,40%.

¿Qué ha pesado sobre el mercado español? «Con una valoración atractiva del PER (relación entre el precio de las acciones y el beneficio empresarial), a la Bolsa la ha seguido penalizando el riesgo país», asegura Juan Pedro Zamora, analista de XTB.

Tres años en negativo

2012 ha sido el tercer año consecutivo de pérdidas para la renta variable española, que no ha podido apuntarse al carro de la recuperación de la confianza que se ha dejado sentir en el resto de bolsas europeas. No obstante, la mitad del Ibex cerró 2012 con ganancias en su cotización, algunas de ellas sonadas, como son los casos de Grifols, que ha más que duplicado su capitalización bursátil, Inditex (+70,51%), Amadeus (+55,8%) o Dia (41,8%). De entre los grandes valores destaca Banco Santander, que ha conseguido una revalorización del 29,79%. En el otro extremo de la balanza, Bankia, que ya no cotizará en el Ibex desde hoy, fue el valor más castigado por los inversores, hasta perder un 89,12% de su valor y cotizar a 39,1 céntimos desde los 3,75 euros con los que salió al mercado en julio de 2011.

La banca puede ser uno de los sectores del año recién estrenado. «La reforma está prácticamente concluida y ha eliminado el riesgo país». Es un sector por el que hay que apostar en 2013 y apunta a dos entidades, Santander y BBVA. No esconde, sin embargo, que hay algunos valores bancarios que conllevan aún riesgos.

Hay más opciones para el inversor, como Inditex, cuyas acciones cotizan ya por encima de los 105 euros, Telefónica y OHL y Ferrovial, en el campo de la construcción y las infraestructuras.

¿Por qué ese optimismo para este año? El Ibex parte hoy desde los 8.167,5 puntos, casi la mitad de su nivel máximo (15.999,2) alcanzado en noviembre de 2007, y tiene que coordinarse con las grandes bolsas europeas.

Lo que juega a favor

Hay signos para ser optimistas. Todo hace indicar que el apoyo de los bancos centrales a políticas más expansivas es una realidad , lo mismo que el trasvase de parte de la inversión en renta fija a la Bolsa.

El mercado da también por descontado que el Banco Central Europeo, más temprano que tarde, bajará el precio del dinero al 0,50%, siguiendo los pasos que está marcando el euribor, y que España acabará solicitando algún tipo de rescate a la Unión Europea, porque es muy difícil para un país con una deuda en aumento financiarse por encima de los 300 puntos básicos. España se despidió del mercado el lunes con el bono en 5,312% y la prima en 400 puntos.

La bolsa puede subir entre un 12 y un 15%

«Si el escenario macroeconómico se desarrolla con normalidad, el Ibex35 puede acabar 2013 en una horquilla de entre 9.500 y 10.000 puntos». Ésa es la apuesta de Juan Pedro Zamora, convencido de que la Bolsa española tiene unos precios muy atractivos y de que el riesgo país empieza a estar más controlado. Si España cumple con el déficit comprometido con Bruselas y cierra sobre el 7%, se habrá dado un paso importante. Goldman Sachs es algo menos optimista, aunque su pronóstico es de una subida de en torno al 12% para el conjunto del año, con menores tensiones en los países periféricos en la segunda mitad del año.