El patriotismo de Montero

No me refiero aquí a Irene Montero, Ministra de Ia ideología de género, sino a María Jesús, la titular de Hacienda y Portavoz del Gobierno, que en comparecencia oficial tras el encuentro de Sánchez y Casado, ha descalificado a este último afirmando que «apoyar los presupuestos es un acto de patriotismo».

En realidad, debería haber manifestado que es un acto de fe, dado el desconocimiento absoluto del contenido de los presupuestos por parte de la oposición, e incluso por sus mismos socios. De momento, lo único que sabemos es que Iglesias se opone radicalmente a que se pacten con Arrimadas, y desea se recupere el «bloque de la moción de censura», lo mismo que pretende el PNV. Como vemos, todo muy clarificador: Negarse a apoyar algo desconocido, sin techo de gasto y ni siquiera anteproyecto, es calificado como un «portazo» por parte del Gobierno y sus diversas terminales políticas y mediáticas.

Es muy elocuente que quien promueva esta estrategia y consigna, sea el mismo «aperturista» autor del «No es no, Sr. Rajoy, ¿qué parte del no, no ha entendido?». Todo se resume en una mera estrategia teatral para escenificar que Sánchez e Iglesias son la encarnación del bien, y quienes se oponen a sus designios —o simplemente no los comparten— son, por el contrario, la personificación del mal. El Gobierno y los inexistentes presupuestos de Sánchez e Iglesias son la Patria, y apoyarlos un deber patriótico. Por fe en ellos.