Irene Montero sentencia que el color rosa de los juguetes “oprime y reprime” a las niñas

El ministerio de Igualdad vuelve a sacar un informe polémico en el que carga contra la industria por “abusar” de la tonalidad en plena campaña navideña

La ministra de Igualdad, Irene Montero, durante la segunda sesión del debate de moción de censura presentada por el Vox
La ministra de Igualdad, Irene Montero, durante la segunda sesión del debate de moción de censura presentada por el VoxMariscalEFE

El Ministerio de Igualdad, dirigido por Irene Montero, ha hecho público un nuevo informe titulado “Publicidad y campañas navideñas de juguetes: ¿promoción o ruptura de estereotipos y roles de género?” en el que sentencia que el color rosa “oprime y reprime a las niñas”. Según el documento la «opresión del color rosa sobre las niñas es una constante» y carga contra la industria del juguete -en plena campaña navideña- por el “abuso” hacia esa tonalidad. El color azul, sin embargo, no oprime a los niños.

El Informe ha sido elaborado por el Instituto de la Mujer, que depende directamente del ministerio que dirige Irene Montero, y que en un documento de más de 200 páginas analiza el “sexismo en la publicidad de juguetes”. Y lo hace el instituto que depende de Beatriz Gimeno -La ex presidenta de la FELGTB- en una fecha clave para la industria del juguete, a las puertas de la campaña navideña. “Las navidades son un momento esperado en el que las niñas y niños comienzan a ilusionarse y fantasear con los regalos que van a recibir”, asegura el informe que pasa a cargar contra la “opresión del color rosa sobre las niñas”.

“La diferenciación y opresión del color rosa sobre las niñas es una constante”, critica el informe que saca como conclusión la “problemática del color rosa”, que es a su juicio "un color que oprime y reprime a las niñas como se aprecia en muchos anuncios y catálogos, pero que en el punto de venta adquiere gran fuerza al crear el color predominante en la campaña de juguetes», critica.

El estudio juzga, además, a la industria de los juguetes por aplicar una “tasa rosa”, por el que el cliente paga más, solo por el color. “Según un estudio realizado en 2015 por el Departamento de Consumo de Nueva York que analizó 800 productos “rosas” (creados para mujeres, jóvenes y niñas) reveló que estas pagan como promedio un 7% más por algunos productos cotidianos “para ellas” (cepillos de dientes, mochilas, chándales, zapatillas, cremas depilatorias, móviles, juguetes, etc.)", señala el estudio.

Para el Instituto de la Mujer, en el “11% de anuncios de juguetes, las niñas aparecen claramente sexualizadas”. Según defiende el departamento de Irene Montero, " existen casos en los que se muestra a las niñas sexualizadas tanto en anuncios donde salen solo ellas como en los de protagonismo mixto. Esta sexualización se observa en las posturas o miradas a cámara. En los niños jamás aparece la sexualización de la imagen", censuran.

El informe del Instituto de la Mujer asegura que en los anuncios las niñas aparecen "sexualizadas" y que no se ha encontrado ese "ejemplo de sexualización" en los anuncios de niños
El informe del Instituto de la Mujer asegura que en los anuncios las niñas aparecen "sexualizadas" y que no se ha encontrado ese "ejemplo de sexualización" en los anuncios de niños FOTO: la razón

Por otro lado, denuncian “malas prácticas que se detectan en agentes del sector juguetero y sus agencias”, que a su juicio “constituyen una suerte de bullying mediático que padecen sobre todo niñas y adolescentes”, Citan un estudio sobre publicidad sexista en la campaña de juguetes 2013-14 (Fernández, M. Odriozola, y Vidal Vanaclocha, 2014 que ofrece “algunos datos que ayudan a comprender la envergadura de esta presión a la que deben enfrentarse desde su infancia las niñas”. "Por ejemplo, el 47% de los juguetes anunciados por niñas son de color rosa y el 63% son muñecas, el 55% de los anuncios para niñas se basan en el arquetipo de belleza personal y el 51% en el arquetipo de ama de casa, además el 52% de las profesiones representadas en juguetes para niñas son ama de casa, peluquera y modelo. Aún más sorprendente es que el 66% de los juguetes anunciados por niños son electrónicos mientras que el 69% de los anunciados por niñas son manuales o mecánicos.

El Instituto de la Mujer también carga con que en las webs, a su juicio, aparecen mejor posicionados los juguetes para niña. “Para ellas se nos ofrece un universo predominantemente rosa, poblado de muñecas y objetos destinados principalmente al cuidado –de una misma y de los demás-. Mientras que, para ellos, aun encontrando algo más de diversidad, sigue imponiéndose el universo del motor y el manejo de herramientas, incluidas las tecnológicas, y que habitualmente van asociadas a la construcción/creación en sus múltiples variantes”