España cae diez puestos en Igualdad con Sánchez en el Gobierno e Irene Montero en el Ministerio

El estudio “Women, Peace and Security Index (WSP)”, relega a España al puesto 15º de un total de 167

La ministra de Igualdad, Irene Montero, durante el pleno en el que se debate la moción de censura planteada por Vox, en el Congreso de los Diputados
La ministra de Igualdad, Irene Montero, durante el pleno en el que se debate la moción de censura planteada por Vox, en el Congreso de los DiputadosEUROPA PRESS/E. Parra. POOL Europa Press

En la primera foto en las escalinatas del Palacio de la Moncloa para retratar al nuevo Gobierno de coalición destacaban doce hombres frente a las once mujeres que componían su Ejecutivo. Una desigualdad que se traslada a la vida cotidiana.

Prueba de ello es que nuestro país ha retrocedido diez puestos en la lista de países con mayor bienestar para la mujeres, pasando de la quinta posición a la decimoquinta en solo dos años. Este descenso en el ránking que elabora la Universidad de GeorgeTown coincide, precisamente, con los año de Pedro Sánchez en el Gobierno y la llegada de la ministra de Igualdad, Irene Montero a la cartera de Igualdad.

El estudio, del que se hicieron eco tanto Voxpopuli como Newtral, es el “Women, Peace and Security Index (WPS)” correspondiente a su edición de 2019/2020, que relega a España al puesto 15º de un total de 167 países. Para realizar su clasificación, el estudio analiza la igualdad y el bienestar para las mujeres en función de once indicadores como son el acceso al trabajo, la educación, la representatividad parlamentaria, la seguridad y el marco jurídico.

Tras estar en la posición quinta en la anterior edición, España se descuelga del Top Ten, aunque sigue por delante de algunos países europeos como EE UU (19), Alemania (17) o Francia (20) o la vecina Portugal (17) . En el lado opuesto en el top cinco están, principalmente los países del norte de Europa, Noruega, Suiza, Finlandia, Dinamarca, Islandia.

Entre los indicadores en los que España saca menos puntos destaca el bajo porcentaje de empleo femenino respecto a otros países y un menor número de años de educación (9,7) frente a otros países que se sitúan por delante y por detrás en el cómputo total, como Estonia (14,1), Alemania (13,8) o Polonia (12,3).

Da la casualidad que desde que llegó el Presidente, Pedro Sánchez al Ejecutivo, ha hecho de la causa feminista su bandera. De hecho, durante su discurso de investidura aseguró que uno de los retos, a los que, a su parecer, se enfrenta España es “la igualdad real y efectiva entre hombres y mujeres”. Es más, en casi todas sus comparecencias Sánchez repite que el suyo es un Gobierno feminista.

Aunque el impacto del trabajo del ministerio de Igualdad todavía es difícil de contabilizar, lo cierto es que para el año que viene será uno de los departamentos que cuente con un mayor incremento en su presupuesto. El que dirige Irene Montero contará con 452 millones de euros. De estos 451 millones de euros, 49 proceden de los fondos europeos, y en comparación con 2020 crece un 129,5%. El año pasado percibió tan solo 176 millones de euros. Contando con la partida europeo, el incremento asciende al 157,2%.

El Gobierno justifica el aumento respecto a la “realización de una transferencia corriente a las Comunidades Autónomas para el fomento de la Igualdad” y de una “transferencia de capital a las Comunidades Autónomas para el desarrollo nuevas competencias dentro del Pacto contra la Violencia de género”.