Los jueces arremeten contra el plan de PSOE y Podemos: “Sólo buscan controlar la Justicia”

La Asociación Judicial Francisco de Vitoria exige que los partidos “se olviden de meter mano en el nombramiento de al menos los 12 vocales judiciales”

El presidente del Tribunal Supremo y del CGPJ, Carlos Lesmes
El presidente del Tribunal Supremo y del CGPJ, Carlos LesmesChema MoyaEFE

La historia parece que se repite. Cada vez que los dos partidos socios del Gobierno plantean una nueva iniciativa que afecta directamente al Consejo General del Poder Judicial, provoca la irritación y profundo malestar de gran parte de la Carrera Judicial. Y así ha sido ahora, con la Proposición de Ley de PSOE y Unidas Podemos para que el CGPJ cuando esté en funciones no pueda realizar nombramientos discrecionales. Asociación Profesional de la Magistratura, Asociación Judicial Francisco de Vitoria y Foro Judicial Independiente –una vez más Juezas y Jueces para la Democracia, próxima al PSOE y con poco más de 400 asociados, es la única que se desmarcado– han criticado duramente esa iniciativa y la han enmarcado en un intento de politizar todavía más el CGPJ.

En este sentido, las tres citadas asociaciones consideran que estas iniciativas del Gobierno relativas al CGPJ, como la Proposición de Ley presentada ayer mismo, «chocan frontalmente con un verdadero propósito de alejar al órgano de gobierno del Poder Judicial de las contiendas partidistas y del juego político». Así, Manuel Almenar, presidente de la mayoritaria Asociación Profesional de la Magistratura, en declaraciones a LA RAZÓN, sostiene que la iniciativa de los dos partidos que sustentan el Ejecutivo es un ejemplo más «de la idea que tienen algunos de la independencia del Poder Judicial» y supone «un paso más en el intento del Poder Ejecutivo de controlar el Poder Judicial». Y, a la vez, sostiene Almenar, pone de relieve que «lo único que les preocupa de todas las funciones que tiene encomendadas el CGPJ es la relativa a los nombramientos» en su seno. Junto a lo anterior, para Almenar el problema creado por la «incapacidad de las formaciones políticas de alcanzar un acuerdo» para renovar el órgano de gobierno de los jueces y magistrados y cumplir con el mandato constitucional de hacerlo cada cinco años, «lo intentan de resolver vaciando del CGPJ las competencias que le atribuye la Constitución».

Por su parte, para la Asociación Judicial Francisco de Vitoria, la segunda más representativa entre los jueces y magistrados españoles, la citada propuesta «es otro ejemplo más de que este órgano clave de la Justicia española está cada vez más politizada por unos partidos que llevan décadas abusando de un sistema que les permite repartírselo por intereses exclusivamente partidistas, lo que supone una reiterada y flagrante vulneración de la Independencia Judicial y la separación de Poderes». Por ello, pidió a los partidos que «dejen de meter mano al menos en los 12 vocales judiciales y que éstos sean elegidos democráticamente por todos los jueces».

División en el CGPJ

Por su parte, en el seno del CGPJ, que precisamente mañana cumplirá dos años en funciones, hay división de opiniones entre los vocales, incluso dentro de cada uno de los grupos «conservador» y «progresista». Así, se sostiene por una parte, que si prospera la iniciativa «nos priva de una de las cuatro atribuciones básicas y sine quanon que se contienen en el artículo 122 de la Constitución, que no contempla excepciones ni parciales ni temporales». Pero, en todo caso, la nueva regulación no podría afectar al actual Consejo.

Pero, a la vez, también hay quienes sostienen que impedir que un CGPJ en funciones no pueda hacer nombramientos es algo «absolutamente correcto, necesario y oportuno», porque contribuiría a desbloquear la renovación. «Y si un Gobierno en funciones no puede tomar decisiones relevantes, el CGPJ tampoco debería hacerlo, y los nombramientos lo son».