Expertos alertan de que los disturbios están “planificados para presionar políticamente”

El historial en Twitter de Echenique demuestra el papel crucial del partido morado a la hora de alentar los altercados

MADRID, 15/12/2020.- El portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, da una rueda de prensa tras la reunión de la Junta de Portavoces, este martes, en el Congreso de los Diputados. EFE/Mariscal POOL
MADRID, 15/12/2020.- El portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, da una rueda de prensa tras la reunión de la Junta de Portavoces, este martes, en el Congreso de los Diputados. EFE/Mariscal POOLMARISCALEFE

Tanto en Cataluña como en Madrid -aseguran expertos en la materia consultados por LA RAZÓN- los altercados producidos pretenden ser un elemento de presión ante decisiones que deben toman quienes tienen que formar el nuevo Gobierno de la Generalitat y, en el caso de la capital de España, contra el Ejecutivo de Pedro Sánchez.

Los disturbios que se han organizado tras la entrada en prisión del rapero Hasel son, por la violencia con que se han desarrollado, absolutamente desproporcionados al supuesto fin que se perseguía: la protesta por el encarcelamiento del “artista”.

El apoyo explícito de Podemos, que forma parte del Gobierno, a los disturbios es un mensaje al inquilino de la Moncloa ante algunos atisbos de marcar diferencias con la estrategia de Pablo Iglesias de camuflar su evidente pérdida de apoyos electorales con una crítica generalizada a la democracia española, las instituciones (Monarquía, Justicia, etcétera). La calle, como elemento de presión, es algo que saben utilizar perfectamente tanto los extremistas catalanes como los “podemitas”, como han demostrado desde su aparición tras el 15-M.

Y es que Podemos no se pone de perfil cuando hay que dar una opinión sobre los altercados violentos producidos por grupos antisistema tras la detención del rapero Pablo Hasel. Por no ocupar un cargo en el Gobierno, el elegido ha sido Pablo Echenique:

Además de arengas de apoyo, el dirigente hispano-argentino también suele culpabilizar a las fuerzas de seguridad publicando en su cuenta de Twiter impactantes y descontextualizadas imágenes de manifestantes heridos o de Policías en el cumplimiento de sus tareas. Lógicamente nunca aparecen manifestantes antifascistas causando destrozos.

Y otro ejemplo:

La propia Policía ha llamado la atención sobre la manera que tienen este tipo de pronunciamientos de alentar este tipo de protestas con el peligro que esto conlleva para los agentes.

Parte de la labor de Echenique es también dar correa de distribución a otros opinadores que, al no ocupar cargos públicos, pueden ser más explícitos que el en su apoyo a las bandas antifascistas. Uno de los múltiples ejemplos hoy mismo:

Por lo demás, el apoyo de Echenique a Hasel ha sido explícito desde el primer momento hasta el punto de distribuir entre sus seguidores una de las canciones que justificaron su condena.