Errejón niega haber dado una patada a un hombre: “Las dos personas que me pidieron la foto comenzaron a insultarme”

El diputado se muestra a disposición de la Justicia para ofrecer cualquier información oficial que se le requiera. Ahora, la jueza debe considerar si aprecia indicios de delito o archiva la causa. En caso afirmativo deberá elevar una exposición razonada del caso al Supremo

Al igual que hicieran ayer desde el partido Más País, hoy, por primera vez, el líder del partido y diputado en la Cámara Baja, Íñigo Errejón, ha desmentido la versión de un denunciante que relata haber recibido una patada en el estómago por parte del líder de Más País el pasado 2 de mayo a las once de la noche -en pleno estado de alarma-.

En rueda de prensa desde el Congreso de los Diputados, Errejón, preguntado por el asunto ha declarado que quiere “ser muy claro” al respecto. “La acusación que se me dirige es falsa y yo, faltaría más, estoy a disposición de cualquier información oficial que se me requiera”.

Errejón ha relatado de manera simple, como ocurrieron los hechos el citado día. “A mi, como le pasan a más figuras políticas, me piden fotografías con frecuencia y casi siempre con buen ánimo. Unas veces no es así, en esos casos me las suelo hacer igual, cuando veo que la situación es un poco incómoda no me las hago”, ha afirmado. Según su versión, “las dos personas que me pidieron la fotografía empezaron a gritarme e insultarme”. Entonces, el diputado optó por marcharse. “Cuando eso pasa, hago lo que ustedes harían, marcharme”, ha zanjado.

Este lunes Ok Diario desveló que un hombre de 67 años ha denunciado al líder de Más País, Íñigo Errejón, por una presunta agresión cometida el pasado 2 de mayo a las once de la noche en el barrio de Lavapiés. Según publica OK Diario, la presunta víctima asegura que “Errejón le dio una patada en el estómago” tras supuestamente negarse a hacerse una fotografía. Según la versión del denunciante, el líder de Más País le dijo que “a partir de las diez de la noche no trabajo”. Fue entonces cuando “sin mediar palabra”, siempre según confirma este medio, Errejón le asestó una “patada en la barriga”. El denunciante no cayó al suelo y su acompañante decidió llamar al 091 de la Policía Nacional para que los hechos constasen. Unos hechos que la Policía Nacional ya ha remitido en denuncia al Juzgado de Instrucción número 16 de Madrid, según ha confirmado LA RAZÓN.

Según el denunciante, el líder de Más País se encontraba acompañado “de una joven rubia con el pelo recogido en un moño”, según el documento policial. Por otro lado, los agentes habrían tenido acceso a unas imágenes -en las que no se registra dicha supuesta agresión- gracias a las cinco cámaras de vigilancia de la zona, según relata el diario ABC. La agresión no habría sido registrada pero sí se vería a Errejón y sus acompañantes. En las imágenes se vería como el diputado está “muy enfadado” y como sus acompañantes se le llevan de la zona.

Según ha confirmado LA RAZÓN de fuentes policiales, en la comisaría no llamaron a tomar declaración al líder de Más País y cerraron el atestado y lo enviaron al juzgado de guardia para comenzar con las diligencias. Y, por el momento, no se ha solicitado que investiguen las supuestas imágenes en las que se vería a Errejón tras producirse el supuesto incidente.

La causa está siendo instruida en el Juzgado de Instrucción numero 16 de Plaza Castilla pero la jueza aún tiene el atestado policial encima de la mesa y, hasta el momento, no había comenzado a practicar ninguna diligencia. La magistrada podría, ahora, solicitar a la Policía, entre otras cosas, el visionado de esas supuestas cámaras que habría recogido el altercado en Lavapiés, -algunas fuentes sostienen que si hay imágenes del momento en cuestión- llamar a declarar a la supuesta víctima e incluso a los testigos de ambos lados.

Pero es muy importante recordar que al ser Íñigo Errejón aforado ante el Tribunal Supremo en su calidad de diputado, esta jueza no podría tomarle declaración por tratarse de un juzgado de Plaza Castilla. Lo que sí puede hacer la jueza es que si tras realizar las diligencias investigativas que considere no decide archivar la causa (fuentes jurídicas sostienen que es probable que lo haga) y, por el contrario, aprecia indicios de delito, tendría que elevar una exposición razonada al Supremo para sea este órgano quién tome declaración al diputado. En ese caso deberá enviar una petición de suplicatorio al Tribunal Supremo, quien lo enviará al Congreso de los Diputados, para decidir si debe o no el diputado ser sometido a una investigación judicial, debido a su condición de aforado.

Al igual que Errejón, la portavoz de Más Madrid en la Asamblea, Mónica García, ha defendido la inocencia de su compañero de partido porque “cualquiera que conozca” al diputado de Más País sabe que esa supuesta agresión que se le atribuye “es absolutamente imposible”.