Así era Samuel, el joven de Cruz Roja al que “adoraban” los ancianos de su residencia

La Policía investiga si su asesinato este sábado en A Coruña se trata de un crimen homófobo

Samuel Luiz tenía 24 años
Samuel Luiz tenía 24 añosLa RazónTwitter

Su afán era ayudar a los demás. Tanto es así que decidió dedicar su vida a cuidar a aquellos que ya no pueden valerse por sí mismos. Samuel Luiz, el joven de origen brasileño y 24 años asesinado la madrugada del pasado sábado en A Coruña, tras una brutal paliza, trabajaba en la Real Institución Benéfico Social Padre Rubinos. La entidad tiene en la Ronda de Outeiro de A Coruña una residencia, escuela infantil y un albergue para personas necesitadas. Él prestaba servicio en la residencia de ancianos, donde todos le “adoraban” y a quienes les tratan de ocultar lo que ha ocurrido con él, dado lo avanzado de su edad.

► Lea aquí toda la información sobre el crimen de Samuel

Un crimen “sin banderas”

No solo le querían en su puesto de trabajo, sus amigos y su familia destacaron del joven lo “cariñoso” que era y su preocupación siempre por ayudar a los demás. En una entrevista en el programa “Espejo Público”, Maxsoud Luiz, el padre del joven, ha pedido que su hijo no sea usado como un símbolo político en las manifestaciones. Para ello, ha solicitado que las concentraciones que hay convocadas para esta tarde en varias ciudades gallegas se hagan en silencio: “Me gustaría pedir que quitemos banderas y políticos de la manifestación. No queremos que sea símbolo de nada, queremos respetar todas las opiniones y que recuerden a mi hijo como fue”.

Mientras los amigos de la víctima aseguran que se trata de un crimen homófobo porque los agresores golpearon a Samuel al grito de “¡maricón!” y están convencidos de que fueron a por él por su condición sexual, la Policía aún platea serias dudas al respecto. En este sentido, el padre del joven aseguró esta mañana que su hijo nunca habló en casa de su orientación sexual. Asegura que en la única conversación que tuvieron respecto a este tema Samuel le dijo que “lo que uno es o deja de ser es cosa de cada uno. Hay un tiempo para hablar las cosas y ahora no es el momento”. Por eso no quiere que en las manifestaciones de repulsa al crimen se enarbole ninguna bandera ni ninguna ideología se “apropie” de esta tragedia.

Luiz aseguró que Samuel que nunca dio problemas ni se metió en peleas: “Mi hijo era cariñoso y amigo de sus amigos. Nunca en su vida se metió en peleas o llegó borracho a casa, ni tomaba drogas”.

“Que traigan un paquete de comida”

El padre de Samuel también ha querido rendir homenaje de alguna manera a su hijo al pedir que la gente que vaya esta tarde a las manifestaciones lleve un paquete de comida a Cruz Roja, donde colaboró muchos años Samuel. “Si todos los que vayan a la manifestación llevan un paquete de comida y lo entregan a Cruz Roja, sé que mi hijo sería feliz. Él era sanitario en Cruz Roja y siempre ayudó a la gente”, aseguró en “Espejo Público”