Los socios piden al Gobierno solucionar sus discrepancias por Ucrania y evitar un adelanto electoral

PNV, Más País y Compromís piden unidad y limitar sus discrepancias. " Al Gobierno, más que nunca, le pedimos que gobierne”, reclaman

El portavoz de Más País, Iñigo Errejón, da una rueda de prensa en el ámbito de la reunión de la Junta de Portavoces del Congreso de los Diputados, este martes, en la Cámara Baja.
El portavoz de Más País, Iñigo Errejón, da una rueda de prensa en el ámbito de la reunión de la Junta de Portavoces del Congreso de los Diputados, este martes, en la Cámara Baja. FOTO: JUAN CARLOS HIDALGO EFE

La guerra en Ucrania ha generado una fuerte discrepancia en el seno del Gobierno de coalición y ha destapado las diferencias de posiciones existentes en el propio grupo parlamentario de Unidas Podemos. La defensa del PSOE y de parte de Unidas Podemos, con la vicepresidenta Yolanda Díaz, a la cabeza respaldando la decisión del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de enviar armas a los ucranianos ha contado con la oposición frontal de la ministra y líder de Podemos, Ione Belarra y la ministra de Igualdad, Irene Montero, entre otros.

Desde Podemos han elevado sus críticas desde el primer minuto, llegando a calificar este domingo al PSOE como un “partido de la guerra”. Unas declaraciones aportadas por la ministra Ione Belarra que en menos de 24 horas fueron rectificadas por parte de la dirección del partido con el objetivo de rebajar las críticas ante un repunte de las discrepancias entre PSOE y Unidas Podemos. Unas limitaciones que han sido aceptadas por el PSOE en el Congreso de los Diputados, a pesar del malestar evidente entre los ministros socialistas.

Ante la crisis que afronta el Gobierno de coalición, los socios del Gobierno en el Congreso de los Diputados piden a PSOE y Unidas Podemos unidad y “responsabilidad” para reconducir estas discrepancias con el objetivo de que esta situación no derive en un adelanto electoral. El portavoz de Más País, Íñigo Errejón tildó de “desastre” este supuesto. “Que la crisis de Ucrania se convirtiera en una crisis de Gobierno que llevara a unas elecciones anticipadas nos conduciría, muy probablemente, a un resultado como el de Castilla y León. Y me pregunto, ¿eso para quién es bueno?”, lanzó el diputado. Así, apeló a la “responsabilidad” de ambos partidos cuando restan dos años para las elecciones generales. “Sería una irresponsabilidad estar a cualquier cosa que no sea gobernar. Al Gobierno, más que nunca, le pedimos que gobierne”, concluyó Errejón, quien señaló que “ojalá todo el mundo tuviera esto clarísimo”. Desde Compromís, su portavoz, Joan Baldoví, pidió poner fin a las “polémicas que no llevan a ningún sitio” y reclamó “unidad” a nivel interno como en la UE. “En tiempos tan convulsos y de mayorías tan ajustas hay que cuidar las relaciones. Polémicas, las justas”, reclamó.

Desde el PNV, el diputado Aitor Esteban también urgió al Ejecutivo a delimitar sus diferencias en cuanto a la guerra en Ucrania y a evitar una posición de “inestabilidad” en el seno del Ejecutivo. “El Gobierno tiene que aclarar cual es su posición o fijar sus discrepancias. los calificativos que una ministra de Podemos le otorgó a la otra parte del Gobierno, desde luego lo que supone no es un signo de estabilidad”. Para el portavoz, si hay discrepancias, el Gobierno “debe limitarlas y aclararlas”.

Ante esta reacción por parte de los socios de investidura del Gobierno, desde Unidas Podemos y el PSOE han tratado de rebajar estas discrepancias. Los morados han reiterado que “Sánchez cuenta con todo nuestro apoyo” y los socialistas han aceptado la rectificación del socio minoritario en Moncloa en cuanto a sus críticas calificando al PSOE como “partido de la guerra”.