El Gobierno ya no podrá eludir explicaciones por el uso del Falcon

Tendrá que comparecer cada vez que niegue información por seguridad nacional o apelando a la Ley franquista de secretos oficiales

Sánchez, a punto de subir al Falcon
Sánchez, a punto de subir al Falcon Moncloa

La Comisión Mixta de Seguridad Nacional ha aprobado una transaccional de PP y Vox que pide al Gobierno que comparezca para rendir cuentas –en un plazo de 30 días– cada vez que alegue motivos de seguridad nacional para denegar información a los grupos parlamentarios. La proposición no de ley –no vinculante– ha contado con los votos a favor de Ciudadanos y Foro Asturias y no ha tenido apoyo del PSOE.

En la defensa de la propuesta, el senador del PP Fernando de Rosa ha denunciado que el Gobierno se escude sistemáticamente en la seguridad nacional para eludir su obligación de dar explicaciones en casos como el viaje en helicóptero del presidente Pedro Sánchez a Puertollano, el uso del Falcon para asistir a conciertos o actos de partido, las reuniones que mantuvo el exministro de Transportes José Luis Ábalos con la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, alegando la ley franquista de secretos oficiales, o el más reciente «caso Ghali», respecto al tratamiento médico en España del líder del Frente Polisario.

De Rosa ha señalado que el Gobierno abusa del silencio administrativo –«ha infringido 1.200 veces la ley de transparencia»–, y ha manifestado su «vergüenza» por cómo los españoles han tenido que enterarse por Marruecos del cambio de posición respecto al Sáhara y de la carta remitida por Sánchez a Mohamed VI a través de un medio de comunicación.

El Ejecutivo ha rehusado dar cuenta a los grupos parlamentarios alegando que los temas eran de especial sensibilidad para el Estado, acogiéndose a la Ley de Seguridad Nacional.

En su iniciativa, los populares denuncian que la falta de respuestas supone «una indebida obstaculización» a su función de control al Gobierno «y acredita una defectuosa calidad democrática por parte del poder ejecutivo». E insisten que el Gobierno debe dar explicaciones ante la Comisión Mixta (Congreso-Senado) de Seguridad Nacional «cuando se niegue a dar información».

En concreto, el Gobierno rechazó dar cuenta al PP de los viajes en Falcon que realizó el presidente del Gobierno durante todo el año 2021 por ser «materia especialmente sensible», conforme a lo establecido en la Ley de Secretos Oficiales.

Para esta proposición, Vox había presentado dos enmiendas de adición en las que se pedía que el plazo de la comparecencia para dar explicaciones se limitara a 15 días y que finalmente se ha ampliado a 30 de acuerdo con el PP.

La iniciativa insta a poner fin a «secretos absurdos que hagan inútil la labor de control del poder legislativo sobre el ejecutivo» a la vez que denuncia que el Gobierno «no está cumpliendo con su obligación» y que «la opacidad inspira sus actuaciones». Lamenta que sus responsables «acumulan apercibimientos por declarar secretas o confidenciales informaciones que deben ser públicas». El PP ha denunciado que son «innumerables» los casos en los que el Gobierno ha «abusado» del silencio administrativo, siendo incluso apercibido por ello por el Consejo de Transparencia.

Fernando de Rosa ha recordado al Gobierno que «según el prestigioso diario ‘The Economist’ se ha rebajado la calidad democrática de España desde que gobiernan ustedes», y nuestro país «ha dejado de ser una democracia plena». Esto «ha provocado» que España «pase de estar en el puesto 22 al 24».

«Son ustedes el Gobierno más oscuro de la democracia», concluye el senador del PP.

Materia clasificada

Cuando el Gobierno no quiso dar datos de los viajes del presidente en Falcon durante 2021, diversos diputados del PP, con su portavoz, Cuca Gamarra, a la cabeza, registraron una batería de preguntas escritas en el Congreso pidiendo al Gobierno que detallara los trayectos efectuados por Sánchez a bordo del Falcon 900 de la Fuerza Aérea Española y de los medios aéreos pertenecientes a las Fuerzas Armadas –concretamente helicópteros–, especificando el origen, el destino y el motivo de cada desplazamiento.
En su respuesta, el Gobierno informó de que es «materia especialmente sensible, por razones de seguridad», las informaciones concretas y detalladas de los desplazamientos del presidente.
El Ejecutivo fundamentó dicho criterio en la Ley reguladora de los Secretos Oficiales, que detalla que «tanto los informes sobre movimientos de aeronaves militares como los planes de protección de autoridades y pasajeros sometidas a la misma, y en concreto, los informes y datos estadísticos sobre movimientos de fuerzas, buques o aeronaves militares, deben tratarse como materia clasificada con el máximo grado de protección».