Nueva paralización de la extradición de El Pollo: Carvajal recurre al Tribunal de Derechos Humanos

El Ministerio del Interior le denegó por segunda vez el asilo, pero la Audiencia Nacional debe esperar ahora a que Europa se pronuncie sobre el recurso del exjefe de la Inteligencia venezolana

Hugo Carvajal, en la Audiencia Nacional
Hugo Carvajal, en la Audiencia Nacional

En una sola página ha contestado la Audiencia Nacional al enésimo capítulo sobre la extradición del exjefe de la inteligencia venezolana Hugo Carvajal. El conocido como El Pollo no está dispuesto a ser extraditado a Estados Unidos que lo reclama por delitos de narcotráfico y crimen organizado y, después del último rechazo de asilo del Ministerio del Interior, ha acudido a instancias superiores. Los magistrados se han visto obligados a paralizar nuevamente su entrega como medida cautelar obligada por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

En una providencia con fecha de este mismo viernes, la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional explica que “dada cuenta, por la comunicación procedente del Tribunal Europeo de Derechos humanos en el día de la fecha, se acuerda la suspensión de la ejecución de la orden de extradición del reclamado Hugo Armando Carvajal Barrios”.

La Sección Tercera que dirige el magistrado Alfonso Guevara lleva meses activando y paralizando una y otra vez la extradición del valedor de los secretos de Venezuela. Primero porque estaba a la espera de aclarar si Interior le daba asilo. No se lo dio. Luego, porque había recurrido esta negativa. Se reiteró que no concurrían los motivos para acogerle en España. Entonces inició la vía contenciosa, a la vez que pidió por segunda vez asilo a Interior.

Todo esto cuando ya había rúbrica del Consejo de Ministros dando el “ok” a su entrega a las autoridades de Estados Unidos. Desde 2020 está este papel firmado, pero una y otra vez las defensas de El Pollo han conseguido frenar el proceso. Pidieron al país americano que diera garantías de que la extradición se cumplía en los estrictos términos que Europa necesita para devolver a alguien, porque las penas que se le piden allí implican cadena perpetua y eso en España no se contempla.

La embajada americana contestó. Básicamente que ellos no tenían que dar más garantías que las que ya ofrecía el acuerdo entre países que Europa y Estados Unidos tienen vigente para este tipo de extradiciones. A la Fiscalía primero y a Sala de lo Penal después le pareció “suficiente”, pero una vez los abogados de Carvajal aceleraron el paso.

Un nuevo recurso a Interior que terminó con otra negativa parecía el final. Pero no lo es. Ahora Europa debe decidir, así que la Audiencia vuelve a frenar el asunto. Mientras, Carvajal desde la cárcel de Estremera en Madrid inició un proceso de colaboración con la Justicia española que terminó con la reapertura de un caso para ver si había financiación irregular de Podemos. Luego se cansó y ahora ya no colabora, ha dicho que no declara frente a la Fiscalía de Perú.