«El Pollo» Carvajal, más cerca de la extradición a Estados Unidos

El juez de la Audiencia Nacional planea cerrar el caso porque la documentación es «insuficiente»

Hugo Carvajal durante la vista de su extradición en Madrid.
Hugo Carvajal durante la vista de su extradición en Madrid.Emilio NaranjoEFE

El exdirector de la inteligencia venezolana Hugo Carvajal, más conocido como «El Pollo» está más cerca de la extradición. El juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón planea cerrar las diligencias incoadas a raíz de su declaración hace unas semanas, según varias fuentes jurídicas consultadas por La Razón. La situación ha dado un vuelco después de que el pasado viernes el entorno de Carvajal presentara unos documentos para apoyar su relato, pero que, sin embargo, son «insuficientes» para reabrir cualquier causa.

El valedor de todos los secretos del expresidente Hugo Chávez entre 2000 y 2011 acudió voluntariamente el pasado 20 de septiembre a declarar en sede judicial y habló abiertamente sobre financiación irregular del partido Unidas Podemos. En concreto, señaló al dirigente Juan Carlos Monedero como el protagonista de viajes al país y reuniones con las altas esferas venezolanas. Trató también de asuntos de terrorismo internacional como las conexiones entre Venezuela y la guerrilla colombiana de las FARC.

En cambio, nada de lo relatado consta en la documental entregada por su entorno en la Audiencia Nacional antes del fin de semana. Después de una semana en la que, en principio, ha estado recabando la información, el entorno de «El Pollo» aportó el pasado viernes contratos que relacionan el despacho de abogados Ilocad, cuyo director es el exmagistrado Baltasar Garzón, con la petrolera venezolana PDVSA. En unos documentos fechados en 2016 consta que la empresa estatal contrató el despacho por 8,8 millones de euros para interponer acciones legales en España contra proveedores de su filial Bariven por supuestos delitos de fraude y cohecho, como reveló «The Objective».

Sin documentos que sustenten lo que contó en relación al partido morado, que fue declarado secreto, el juez tiene previsto sobreseer las diligencias de forma provisional. Esta fórmula deja la puerta abierta para que el exjefe de inteligencia pueda entregar otros papeles si así lo considera más adelante. Si en ellos hubiera indicios de delito, entonces podrían volver a abrirse estas diligencias para seguir investigando, aclaran estas fuentes.

Los investigadores no quieren que «El Pollo», que se encuentra interno en la prisión de Estremera, utilice el ir entregando documentos de forma gradual como táctica para alargar su proceso de extradición

La situación procesal de Carvajal es compleja. Según fuentes de su defensa, su entrega a Estados Unidos, que le reclama por delitos de narcotráfico, está pendiente de un recurso de reposición que su abogada ha interpuesto ante el Ministerio del Interior tras la negativa al asilo. El departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska tiene seis meses para contestar y, de no hacerlo, se entendería como denegado por silencio procesal. El siguiente paso sería entonces acudir a la vía contenciosa-administrativa para recurrir nuevamente la petición de asilo. En este sentido, expertos de derecho internacional indican que estos pasos no suspenden de facto la extradición, algo que su abogada contradice alegando que en la Ley de Asilo (artículo 19.2) se especifica que la ejecución del fallo de cualquier proceso de extradición se suspenderá «hasta la decisión definitiva».

Lo único que podría salvar seguro a Carvajal del viaje a norteamérica sería que el magistrado García-Castellón pasara a considerarlo testigo protegido en aras de la documental que atesora. Algo que no está sobre la mesa en este momento, según explican distintas fuentes de la investigación.