Asalto a la valla: Rabat investiga cómo miles de sudaneses han llegado a Melilla

Pedro Sánchez, defiende la actuación policial de la Policía en Melilla y apunta a las mafias como las únicas responsables del «violento asalto”, mientras asociaciones de Derechos Humanos piden una investigación de lo ocurrido

Un grupo de migrantes se dirige al Centro Temporal de Inmigrantes (CETI), mientras celebran el salto de la valla de Melilla, a 24 de junio de 2022, en Melilla
Un grupo de migrantes se dirige al Centro Temporal de Inmigrantes (CETI), mientras celebran el salto de la valla de Melilla, a 24 de junio de 2022, en Melilla FOTO: ANTONIO RUIZ Europa Press

En medio de una «guerra» de cifras sobre los inmigrantes fallecidos durante el asalto al vallado de Melilla, la gran pregunta que se formula Marruecos es cómo han llegado hasta el sur de su territorio un contingente de miles de sudaneses, que hacen gala de una preparación militar y una predisposición a actuar de forma violenta que no son casuales.

Hay que tener en cuenta que, además de los agentes fallecidos (cinco), que Marruecos no reconoce, en la última semana han sido atendidos en los centros sanitarios de Nador más de 350 militares y miembros de las Fuerzas de Seguridad heridos en los enfrentamientos con los sudaneses y otros subsaharianos. Los incidentes que se han producido no se pueden desligar del hecho de la normalización de relaciones diplomáticas entre Madrid y Rabat. Cuando mayores son los esfuerzos del país vecino para frenar la inmigración ilegal se producen estos incidentes sin precedentes. «Las casualidades no existen», indican las fuentes consultadas por LA RAZÓN.

Por otra parte, conforme pasan las horas crece el número de personas fallecidas en los disturbios, que se aproxima al adelantado por este periódico del medio centenar. Noticias facilitadas por fuentes marroquíes – que se basan en datos facilitados desde medios sanitarios– indicaban que el número de muertos registrados en los centros sanitarios de Nador se eleva a 31.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha defendido la actuación policial de la Policía en Melilla y apuntó a las mafias como las únicas responsables del «violento asalto». Por el contrario, asociaciones de Derechos Humanos y Amnistía Internacional han pedido una investigación de lo ocurrido con los inmigrantes fallecidos y heridos.