Análisis: 508.000 votantes del PSOE se abtendrán

La última encuesta de NC Report deja claro como, poco a poco, el PP recupera parte de los votantes que en las pasadas generales de abril optaron por otras formaciones del espectro de la derecha. Y es que los populares, siendo el partido que más fieles logra mantener (89,9 por ciento), ve como vuelven a él casi 1,3 millones de papeletas que el 28-A se disgregaron entre Ciudadanos y Vox. En concreto, vuelven a la formación de Pablo Casado 616.000 votantes que hace cuatro meses se decantaron por los de Albert Rivera y otros 680.000 que eligieron a Santiago Abascal. Así, la formación naranja perdería al 14,8 por ciento de sus ex electores y la verde, al 25,3 por ciento.

Pero, además, el PP araña otros 45.000 sufragios de ex fieles del PSOE es la opción elegida para 22.000 nuevos votantes. Eso sí, 201.000 ciudadanos que en las generales eligieron la papeleta del PP no votarían de haber nuevos comicios.

La segunda formación que más logra fidelizar es el PSOE, que conserva al 89,4 por ciento de sus electores. Eso sí, se sitúa como el partido que más ex seguidores pierde a favor de la abstención: 508.000 (un 6,8 por ciento). Una pérdida que en parte duele algo menos si se tiene en cuenta que logra hacerse con 239.000 papeletas de ex votantes de podemos y con 142.000 de la derecha (115.000 de ex de Cs y 27.000 del PP). Además, es la formación que más nuevos electores atrae, con 39.000.

Unidas Podemos, mientras, consigue mantener al 80,7 por ciento de su electorado, pero sufre importantes pérdidas respecto al 28-A. Por un lado, el PSOE le roba esos ya mencionados 239.000 votos, mientras que Vox le quita otros 10.000 y el resto de formaciones otros 38.000. Además, es la segunda formación que más ex votantes manda a la abstención, con 436.000. En cuanto a lo que los de Iglesias logran arañar, únicamente 115.000 ex simpatizantes de Sánchez y 26.000 nuevos votantes.

En cuanto al partido de Albert Rivera, la pérdida general que sufre queda en parte confirmada por el hecho de que sólo logra conservar al 71,5 por ciento de sus ex votantes. En el camino recorrido desde las generales de abril se ha dejado 115.000 votos que roba el PSOE, los 616.000 que vuelven al PP y otros 32.000 que van a parar ahora a Vox. Además de estas pérdidas, 405.000 ex votantes de Ciudadanos optarían ahora, de celebrarse nuevos comicios, por quedarse en su casa y no acudir al colegio electoral. Eso sí, serían 37.000 los nuevos votantes que confiarían en el partido de Rivera.

Por último, Vox se sitúa como la formación que menos votantes consigue conservar, a pesar de su entrada en el Congreso con 24 escaños. Ahora sólo el 65,7 por ciento de los que les votaron en abril volvería a confiar en los de Santiago Abascal. El resto, se van al PP (680.000), Ciudadanos (60.000) y la abstención (173.000). Junto a esto, son la formación menos atractiva para aquellos ciudadanos que se estrenarían en unas elecciones generales y únicamente 14.000 elegirían la papeleta de Vox.

Unos datos que, analizados por bloques, muestran unas variaciones muy similares. Así, mientras la derecha se hace con 151.000 ex votantes de la izquierda, éstos últimos roban 142.000 a los primeros, aunque en realidad sólo el PSOE roba a la derecha, ya que Unidos Podemos no atrae a ningún ex votante del PP, Ciudadanos o Vox.