El doctor Cabanela regresa a EEUU y supervisará desde allí la rehabilitación del Rey

El doctor Miguel Cabanela, eminencia mundial en cirugía de cadera que supervisó la última operación del Rey, emprendió esta mañana regreso a EEUU, donde reside, y supervisará desde allí la fase de rehabilitación del monarca, que ha recibido hoy el alta hospitalaria.

Antes de partir, Cabanela se reunió con el médico rehabilitador que tratará en las próximas semanas al monarca, y que es el mismo profesional que asumió la fase de recuperación del Rey tras su operación de columna de marzo pasado.

Ambos profesionales han fijado un esquema de trabajo que supervisará Cabanela desde EEUU, han informado a Europa Press fuentes del Palacio de la Zarzuela.

Cabanela regresará a España en torno a finales de noviembre para operar de nuevo al Rey. Le colocará una prótesis definitiva en su cadera izquierda que sustituya a la temporal que le implantó el martes y que está recubierta de altas dosis de antibiótico para combatir la infección que desencadenó la necesidad de retirar la prótesis que el monarca llevaba desde noviembre de 2012, cuando fue operado por el doctor Angel Villamor.

Tras esa segunda intervención, que tiene un riesgo menor que la del martes pasado, el Rey podría volver a caminar con normalidad en un plazo de seis semanas, según las estimaciones de Cabanela.

Hasta que sea operado de nuevo, Don Juan Carlos deberá hacer rehabilitación "no agresiva"en brazos y extremidades inferiores, como puede ser "caminar en la piscina una vez que la herida esté curada", en palabras de Cabanela.

El cirujano ha recomendado que el Rey, por el momento, no realice desplazamientos largos en coche y que se abstenga de participar en actos que le obliguen a estar de pie durante mucho tiempo, como es el caso del desfile militar y posterior recepción en el Palacio Real con motivo de la festividad del 12 de octubre.

Por eso, está totalmente descartado que el monarca acuda a los dos actos principales que marcan cada año el Día de la Hispanidad.

Para evitar retrocesos en su fase de recuperación, el Rey quiere tomarse esta vez las cosas con calma y no apurar la vuelta a los actos oficiales. Según fuentes de Zarzuela, irá retomando y aumentando "poco a poco"su trabajo de despacho y las audiencias en Zarzuela.