El mapa de la vergüenza

Las víctimas del terrorismo elaboran una herramienta multimedia que localiza y detalla los 600 asesinatos sufridos en el País Vasco desde 1960

Las víctimas del terrorismo elaboran una herramienta multimedia que localiza y detalla los 600 asesinatos sufridos en el País Vasco desde 1960

Ilusiones de niños sesgadas por una bomba lapa. Guardias civiles, militares, políticos o periodistas, acribillados con el gatillo asesino de una banda terrorista. Padres, maridos, hermanos, hijos, amigos que se quedaron en un bar, en una calle, en el portal de su casa, la puerta de un colegio, en el parking o su puesto de trabajo cuando los terroristas, de manera indiscriminada, fijaron su sentencia de muerte, sembrando así un reguero de sangre, dolor y terror en la tierra vasca. El mapa de la vergüenza, de la memoria y la dignidad ha sido elaborado por Covite con el fin de no olvidar a aquellas víctimas asesinadas por la barbarie terrorista. El colectivo de víctimas del País Vasco se ha implicado de lleno en este cometido después de que el secretario general de Convivencia y Paz del Gobierno vasco, Jonan Fernández, anunciar la elaboración de un «mapa del sufrimiento» que recogerá las «vulneraciones de derechos humanos» ocurridos durante los años 50 y tras comprobar que dicho mapa omitía muchos de los asesinatos de ETA y de otros no incluye ni el nombre, mientras que incluyen otros de abusos policiales.

El mapa multimedia de Covite localiza y detalla cómo ocurrieron los 600 asesinatos cometidos por distintos grupos terroristas en el País Vasco, desde 1960 hasta 2009 cuando ETA perpetró su último crimen en suelo vasco. Covite prevé presentar públicamente este trabajo en noviembre, en un acto en San Sebastián. La primera fase del proyecto se limita al País Vasco pero sus promotores prevén extenderlo al resto de España.

Esta guía multimedia, que estará a disposición de todos los ciudadanos a través de la página de Covite, es un «microsite» dentro de la web del colectivo de víctimas que preside Consuelo Ordóñez, hermana del político vasco Gregorio Ordóñez, asesinado a manos de ETA el 23 de enero de 1995 mientras comía en un bar del casco viejo de San Sebastián.

Inspirados en el mapa interactivo que creó «The New York Times» sobre los homicidios sucedidos en Nueva York en los últimos años, el Mapa de la Memoria de Covite manejará unas variables y un estilo de navegación similares, pero incluirá además galerías de archivos de prensa, archivos audiovisuales y fotos, todo ello discriminado automáticamente en función de las variables elegidas para su visualización. Los dibujos infográficos también serán un pilar importante de dicha iconografía, y todos los que accedan al mapa podrán conocer lo que ocurrió en el País Vasco. En dicho mapa estarán geolocalizados todos los puntos donde se cometieron los asesinatos a manos de los terroristas. Además, el motor de búsqueda podrá filtrar por edades, armas empleadas en el asesinato, ciudades, profesión y todo lo ocurrido. Incluye una herramienta documental que recopila los recortes de Prensa, y otros soportes digitales desde principios de 1970 hasta 2009. Muchos de los asesinatos perpetrados a principios de los 70 y los 80 fueron reflejados en los medios con una breve noticia o relegados a una esquina escondida del medio.

Para la creación de este proyecto también se han empleado fotografías inéditas sobre los asesinatos. Según advierte Covite, algunas de ellas son imágenes «muy duras», pero que tienen el objetivo de mostrar el terrorismo tal cual es. Cada víctima tendrá su ficha personal con nombre, apellido, pieza periodística de cómo se trató la noticia...

Para este arduo trabajo, Covite trabaja con una empresa experta en la herramienta de búsqueda digital de mapas multimedia, aunque el grueso del trabajo ha sido elaborado por la propia junta del colectivo que se ha implicado directamente en la recopilación de toda la información que ha resultado «muy complicada» en algunos casos, así como en la creación de una tabla Excel con más de 5.000 celdas.

En dicho mapa no sólo se podrá encontrar información sobre los asesinatos cometidos por la banda terrorista ETA, sino también los perpetrados por grupos como el Batallón Vasco Español, la Triple A, el GAL o los Comandos Autónomos Anticapitalistas desde 1960 hasta 2009, cuando ETA cometió el último asesinato en Euskadi al acabar con la vida del inspector de Policía Eduardo Puelles con una bomba lapa. «Queremos que las nuevas generaciones, a través de esta herramienta, puedan saber que por ejemplo, en su misma calle fue asesinada una persona», explican fuentes de Covite.