El Ministerio de Bibiana Aído repartió contratos de forma «discrecional»

Bibiana Aído fue ministra de Igualdad de 2008 a 2010
Bibiana Aído fue ministra de Igualdad de 2008 a 2010

Madrid- Hoy, a Bibiana Aído, ex ministra de Igualdad entre 2008 y 2010, le deben pitar los oídos aunque se encuentre a más de 5.000 kilómetros de Madrid, en Nueva York, en su puesto en ONU Mujeres. El Tribunal de Cuentas ha elaborado un informe acerca de la gestión de su Ministerio en el que expone numerosas «deficiencias» en 2008 y 2009. «Los órganos no utilizaron, como regla general, el procedimiento abierto» para adjudicar los contratos. Y como explica el informe, se utilizó en demasiadas ocasiones la tramitación de emergencia para contratar «de forma directa a la misma empresa». Un ejemplo de ello es la asignación de 5.500.000 euros a una misma empresa por uno de estos contratos de emergencia. Los datos más sangrantes son los que afectan a las campañas de publicidad que adjudicaba Igualdad y que, en varias ocasiones, «pudo comportar una falta de transparencia». En algunos proyectos los gastos superaron los límites establecidos por norma y en otros tantos «el servicio estaba prestado con anterioridad a la aprobación del gasto». Así, existe «un excesivo grado de discrecionalidad» a la hora de contratar servicios porque muchos se financiaron con varios contratos menores para «no exceder el importe máximo permitido». Es más, otra de las reclamaciones del Tribunal de Cuentas es que el gasto de los contratos no se fiscalizó porque «no se convalidó en el Consejo de Ministros». También expone la memoria que se «incumplió la normativa de subvenciones» y echa en falta cierto orden administrativo, ya que no existían planes de actuación en ningún área.