El PSOE aglutinó un tercio de los 70 millones que recaudaron los partidos de manos privadas

La Razón
La RazónLa Razón

El PSOE y el PSC aglutinaron un tercio de los más de 70 millones de euros de donaciones privadas que recibieron los partidos políticos en el año 2011, es decir, Ferraz percibió 22,77 millones de euros, casi siete millones más de las que obtuvo el PP en el mismo periodo, y los socialistas catalanes cosecharon otros 2,7 millones.

Así consta en el informe del Tribunal de Cuentas correspondiente a los ejercicios 2009, 2010 y 2011, y en el que el órgano fiscalizador vuelve a denunciar deficiencias en el dinero que las formaciones políticas recibieron de manos privadas por valor de 700.000 euros.

De los tres años analizados, ha sido 2011, en cuyo mes de noviembre se celebraron elecciones generales, el ejercicio en el que las fuerzas políticas han recaudado más donaciones privadas, con más de 70 millones de euros. En 2009 y 2010 se contabilizaron 65,90 y 65,69 millones de euros, respectivamente.

El Tribunal que preside Ramón Alvarez de Miranda sitúa al PSOE, con 22,77 millones de euros, como el que más donaciones de carácter privado ha recibido en 2011, eso sin contar los 2,7 millones que sumó su socio de Cataluña, el PSC. Tras los socialistas aparece el PP, con donaciones por un importe cercano a los 16 millones de euros, y el PNV, con 7,5 millones de euros.

A continuación se sitúa Convergéncia (CDC), con donaciones privadas superiores a los 6 millones, casi cuatro millones más de los que recibe su socio de Unió (UDC), partido que lidera Josep Antoni Duran i Lleida. La coalición que ambos conforman reunió, por su parte, 3.303 de euros.

En esta relación les sigue Izquierda Unida (IU), con 2,8 millones, Esquerra Republicana (ERC), con 2,4 millones; el Bloque Nacionalista Galego (BNG), con 2,1 millones; UPyD, con 1,26 millones; e Iniciativa per Catalunya (ICV), con 1,2 millones.

El resto de formaciones de esta lista cuentan con donaciones privadas por debajo del millón de euros, tal es el caso del Partido Comunista de España (563.464 euros), de Foro Asturias (486.589 euros), Eusko Alkartasuna (460.147 euros), Chunta Aragonesista (387.568 euros), Coalición Canaria (250.100 euros) o Unión del Pueblo Navarro (101.413 euros). Además, el informe del Tribunal de Cuentas revela que en el ejercicio 2011 ni Amaiur ni la coalición Compromís-Equo ni Geroa-Bai han recibido dinero de manos privadas.

Las donaciones privadas no finalistas recibidas por las formaciones políticas supusieron en 2009 un total 6,2 millones de euros, una cifra que se fue incrementado en los ejercicios siguientes: 7 millones de euros en 2010 y 8,7 millones de euros en 2011, año electoral (el último ejercicio con elecciones generales se recibieron 6,4 millones de particulares). La mayoría de esos donativos proceden de personas físicas (5,1 millones de euros, 6,0 millones de euros y 5,7 millones de euros, respectivamente).

Donaciones sin identificar

Eso sí, el Tribunal de Cuentas ha denunciado que en estos tres años ha vuelto a haber donaciones no identificadas por un importe de 176.297 euros en 2011, y donaciones de personas jurídicas de las que no se han facilitado el acuerdo del órgano social competente, como así ocurre en ese mismo año con 60.000 euros recibidos por el PP y con 16.000 por CDC.

De la misma forma, existen donaciones realizadas por personas jurídicas con contrato vigente con la Administración Pública (una incompatibilidad introducida en la ley de 2007) en tres formaciones en el ejercicio 2011: de 30.000 euros a CC, de 15.000 euros a PP y de 70.000 euros a Unió.

Además, el Tribunal también ha detectado donaciones en 2011 que no se ingresaron en cuentas bancarias destinadas exclusivamente a ingresos de esta naturaleza por importe de 325.291 euros (24.463 euros en IU y sus federaciones, 22.408 euros en el PSOE y 175.477 en el PSC).

Por último, en el informe figuran aportaciones cuya identificación no contempla alguno de los requisitos legales y que afectan a dos federaciones de IU (Comunidad de Madrid y Baleares) por 2.763 euros y a UPyD por valor de 1.096 euros.

En todo caso, el Tribunal de Cuentas constata que la cuantía más importante de financiación de los partidos políticos corresponde a las cuotas y aportaciones de afiliados, adheridos y simpatizantes, con un saldo total para los ejercicios fiscalizados de 41,6 millones en 2009, 40,7 millones de euros al año siguiente y 43,2 millones en 2011.

Donaciones de empresas con contratos públicos

Unió Democràtica de Catalunya (UDC), seguida de Coalición Canaria y del PP fueron los tres partidos que recibieron entre 2009 y 2011 donaciones de personas jurídicas que mantenían contratos con administraciones públicas, según el informe de fiscalización del Tribunal de Cuentas de esos años.

Este tipo de donaciones, recuerda el Tribunal de Cuentas en su informe, incumple el artículo 4.2 de la Ley Orgánica de Financiación de Partidos Políticos de 2007.

UDC recibió un total de 200.000 euros procedentes de dos personas jurídicas en 2009 y 2010, y 70.000 euros más en 2011.

Por su parte, Coalición Canaria obtuvo 30.000 euros en donaciones irregulares en 2011, mientras que el PP recibió por esta vía importes de 1.500 euros en 2010, y 15.000 euros en 2011.

Además de estas donaciones de empresas o personas jurídicas con contratos con la administración, el Tribunal de Cuentas ha detectado también donaciones no identificadas, lo que incumple también el artículo 5 de la ley de financiación de partidos, que prohíbe las donaciones anónimas.

Así, Izquierda Unida de Andalucía recibió 107.623 euros en 2009, 136.417 en 2010, y 93.817 en 2011; año en el que el Partido Aragonés recibió otra donación anónima de 82.480 euros.

También destaca el Tribunal de Cuentas el hecho de que algunas de las donaciones no se ingresaran en la cuenta bancaria destinada para tal fin, lo que incumple asimismo la normativa.

Las cantidades más importantes en este apartado corresponde al PSC, el PSOE e Izquierda Unida.

Fundaciones

El informe del Tribunal de Cuentas refleja además que las donaciones percibidas por las 39 fundaciones vinculadas con los partidos con representación en las Cortes Generales han ido decreciendo pasando de un total de 9,2 millones en 2009, 8,7 millones en 2010 y 7,2 millones en 2011.

Los incumplimientos legales detectados se refieren a donaciones ingresadas en cuentas bancarias ordinarias al no existir abiertas cuentas específicas (361.247 euros en 2011) o donaciones que, a pesar de existir dichas cuentas, no han sido ingresadas en las mismas (61.561 euros en ese mismo año).

También hay ayudas procedentes de la formalización de convenios de colaboración del ejercicio 2009, suscritos por dos fundaciones por valor de 418.754 euros y 213.650 euros, que se estima tiene la naturaleza de donación y cuyos importes superan el límite legal previsto para las aportaciones individuales, así como donaciones procedentes de personas jurídicas de las que no se ha dispuesto del acuerdo del órgano social, lo que supone 958.850 euros en 2011.