El PSOE carga contra Margallo

La Razón
La RazónLa Razón

Una corriente de simpatía parece unir a socialistas de ambos lados de la verja. Mientras el Gobierno de España ultima una batería de medidas para defender con firmeza los derechos de nuestros pescadores, miembros del Partido Socialista parecen más interesados en exprimir hasta la última gota el rédito electoral a las molestias que la intensificación de los controles están produciendo.

El encargado de airear las críticas socialistas fue el portavoz del PSOE en la Comisión Mixta Congreso-Senado de la Unión Europea, Juan Moscoso, quien

calificó de «despropósito que no conduce a nada» la «tasa de congestión» que el Gobierno estudia imponer a los vehículos que crucen la verja. Moscoso, en declaraciones a Canal Sur Radio, afirmó que Margallo se equivoca «totalmente» al haber «volado todos los puentes de diálogo» con las autoridades de Gibraltar. El dirigente socialista parece compartir con Fabian Picardo la nostalgia de los tiempos del Foro Tripartito, en el que el ex ministro Moratinos concedió a Gibraltar el mismo estatus que a Reino Unido y España o al menos eso puede inferirse de su critica a Margallo por «descalificar y desmantelar» este ámbito de negociación. También el secretario de Relaciones Institucionales y Políticas Autonómicas del PSOE , Antonio Hernando, ha dejado pasar la oportunidad de hacer frente comun con el Gobierno de España para defender los intereses de los pescadores españoles y ha exigido al Ejecutivo un «dialogo exigente y responsable» con Reino Unido sin «exabruptos ni bravuconerías».

Un colectivo que aplaude con entusiasmo el endurecimiento de los controles contra el contrabando en la verja del Peñón es, comprensiblemente, el de los estanqueros. La Unión de Asociaciones de Estanqueros de España ha manifestado su apoyo a la firmeza del Gobierno y han afirmado que «los efectos de este mayor control ya están notándose en los estancos de Cádiz, en los que están incrementando las ventas».