Política

El PSOE, de nuevo a la contra

La Razón
La RazónLa Razón

Madrid- El Partido Socialista volvió ayer a hacer gala de la actitud equidistante y poco leal con el Gobierno de la nación que ha caracterizado sus declaraciones desde que hace ya tres semanas comenzara a subir la temperatura diplomática entre Londres y Madrid a causa del vertido de los bloques de hormigón. Ayer el encargado de criticar la posición de firmeza del Ejecutivo de Mariano Rajoy fue Juan Moscoso, secretario de la Unión Europea del PSOE. El político socialista no entiende cómo no se ha producido aún un encuentro entre ambos gobiernos para solventar cuanto antes una crisis que «está yendo a más», informa Ep, debido a «la escalada de declaraciones de escalada de declaraciones y de mensajes cruzados que se intercambian». Según Moscoso, el marco más idóneo para que se produzca el diálogo que pondría fin a la tensión es la Unión Europea, donde ambos ejecutivos podrían negociar de manera «bilateral y directa». Si en vez de tratarse de trabajadores y pescadores el motivo de la escalada diplomática hubiera sido provocado por dos multinacionales, el dirigente socialista piensa que los contactos entre Londres y Madrid se hubieran producido de manera mucho más ágil y la crisis estaría ya muy alejada de la actualidad.

Moscoso también dejó pasar una oportunidad de oro para mostrar un frente común en este espinoso tema de Estado cuando se refirió a la llamada telefónica en la que David Cameron, el primer ministro británico, instó al presidente de la Comisión Europea a enviar «urgentemente» un equipo de observadores para monitorizar los registros que están teniendo lugar en la verja de La Línea de la Concepción. Según el secretario socialista la petición de Cameron es «innecesaria e inoportuna» y, además, le sorprende que el Gobierno de Mariano Rajoy «haya aceptado el envío de funcionarios sin rechistar y sin poner ninguna objeción». En cuanto a la «tasa de congestión» que estudia el Gobierno, Moscoso dijo que el PSOE no la apoyará «hasta que se conozcan todos los detalles».

La prensa británica cierra filas con Picardo

Polarizada por la noticia de que la princesa Diana pudiera haber sido víctima de un ataque de operaciones especiales del Ejército, la Prensa británica ha relegado a un segundo puesto el seguimiento de la crisis diplomática que desde finales de julio mantienen Londres y Madrid. Aun así, todas las cabeceras cierran filas con la postura mantenida por la Administración de Picardo. La contundente actuación de la Royal Gibraltar Police ayer contra los pescadores españoles fue jaleada por «The Telegraph», que aprobó que a los gibraltareños los «echaran a empujones».