El Tribunal de Cuentas denuncia donaciones no identificadas en IU

Los informes de 2009, 2010 y 2011 revelan irregularidades en las cantidades recibidas

El líder de IU, Cayo Lara,  en el Congreso de los Diputados
El líder de IU, Cayo Lara, en el Congreso de los Diputados

El Tribunal de Cuentas revela en su último informe de fiscalización de los partidos políticos, de los ejercicios 2009, 2010 y 2011, las «excepciones» en el cumplimiento de la ley en materia de donaciones privadas en las que han incurrido la mayoría de las organizaciones políticas. Cada una a su manera, pero muchas han buscado su fórmula para hacer trampas en la contabilidad. De acuerdo con los registros contables, las donaciones ascendieron a 6,2 millones de euros en 2009; a 7 millones de euros en 2010; y a 8,7 millones de euros en 2011. De estas cantidades, corresponden a donaciones de personas físicas un total de 5,1 millones, 6 millones y 5,7 millones; y a donaciones de personas jurídicas, 0,8 millones, 0,7 millones y 2,7 millones, para los ejercicios 2009, 2010 y 2011.

En el detalle, el Tribunal de Cuentas afea irregularidades en su conducta a la mayoría de los partidos. Las donaciones no identificadas ascendieron a un total de 107.623,03 euros en el ejercicio 2009 y 136.417,11 euros en 2010 (ambas correspondientes a Izquierda Unida de Andalucía) y a 176.297,24 euros en 2011 (de las que 93.817,24 euros corresponden a Izquierda Unida de Andalucía y 82.480 euros a Partido Aragonés), lo que, según el Tribunal, incumple la prohibición prevista en el artículo 5 de la Ley Orgánica 8/2007 de que los partidos no podrán aceptar o recibir donaciones anónimas.

La fiscalización del Tribunal de Cuentas también detecta donaciones de personas jurídicas de las que no se ha facilitado el acuerdo del órgano social competente, lo que incumple el artículo 4.2.b de la Ley Orgánica 8/2007, con el siguiente detalle. En el ejercicio 2009, corresponden a Convergéncia Democrática de Catalunya (3.000 euros), Convergéncia i Unió (1.250 euros) y Unión Progresó y Democracia (7.000 euros); en el ejercicio 2010, a Convergéncia Democrática de Catalunya (26.999,99 euros) y a Unió Democrática de Catalunya (200.000 euros); y en el ejercicio 2011, a Convergéncia Democrática de Catalunya (16.000 euros) y a Partido Popular (60.000 euros).

Tres formaciones recibieron donaciones de personas jurídicas con contrato pendiente con la Administración: Coalición Canaria, procedente de una persona jurídica por importe de 30.000 euros en 2011; Partido Popular, procedente de dos personas jurídicas por importe de 1.500 euros y de 15.000 euros, en 2010 y 2011, respectivamente; y Unió Democrática de Catalunya, procedentes de dos personas jurídicas por importe de 100.000 euros en cada uno de los ejercicios 2009 y 2010, y 70.000 euros en 2011, lo que incumple el artículo 4.2.c de la Ley Orgánica 8/2007.

También se han detectado donaciones que no fueron ingresadas en cuentas bancarias destinadas exclusivamente a ingresos de esta naturaleza, lo que incumple lo dispuesto en el artículo 4.2.d de la Ley Orgánica 8/2007. En 2009 ascendieron a 309.251,55 euros (17.766 euros en Izquierda Unida y sus federaciones, 92.746,66 euros en el PSOE, y 198.738,89 euros en el PSC. El importe fue de 212.752,78 euros en 2010 (19.195,40 euros en Izquierda Unida y sus federaciones, 6.967,16 euros en PSOE y 186.590,22 euros en PSC). Y en 2011 alcanzaron la cifra de 222.349,31 euros (24.463,44 euros en Izquierda Unida y sus federaciones, 22.408 euros en PSOE y 175.477,59 euros en PSC). Por último, el Tribunal de Cuentas señala otras aportaciones cuya identificación no contempla alguno de los requisitos establecidos en la ley y que afectan a dos federaciones de Izquierda Unida por un valor de 21.104,51 euros en 2009, de 4.643,03 euros en 2010 y de 2.763 en 2011. Y a Unión Progreso y Democracia por 11.893 euros en 2009 y 1.096 euros en 2011.