El Tribunal de Cuentas desvela los tratos de IU con los bancos y la financiación «peculiar» de UPyD

La coalición consiguió que le condonaran una deuda de medio millón de euros de intereses bancarios

Como publicó ayer LA RAZÓN, el PSOE cuadruplicó en donaciones al PP, según el Tribunal de Cuentas
Como publicó ayer LA RAZÓN, el PSOE cuadruplicó en donaciones al PP, según el Tribunal de Cuentas

MADRID- El último informe del Tribunal de Cuentas de fiscalización de la financiación de los partidos políticos, de los ejercicios 2009, 2010 y 2011, revela incoherencias entre los hechos y las exigencias de transparencia y ejemplaridad que predican algunos de los partidos que se han erigido en dueños de estas banderas. Es el caso, por ejemplo, de Izquierda Unida (IU) y Unión, Progreso y Democracia (UPyD). Algunas de las advertencias que se reiteran en este informe fueron ya realizadas en 2008, pero no han sido rectificadas por las formaciones señaladas por el dedo «acusador» del máximo órgano fiscalizador. Hoy se reúne la Comisión Mixta del Tribunal de Cuentas, que analizará algunos de los datos que ha adelantado LA RAZÓN.

En lo que afecta a IU, sigue pecando de opacidad y de tardanza en la presentación de sus cuentas, fuera de plazo y sin consolidar. Las de 2009, 2010 y 2011 las presentó en 2013, cuando existe la obligación teórica de rendirlas cada año. La madeja, difícil de desentrañar, tiene su origen en que las federaciones deben enviar a Madrid sus estados contables y, luego, la dirección nacional remitirlos, a su vez, al Tribunal de Cuentas. Al final, los unos por los otros, pero ni llegan a tiempo ni son transparentes.

De los datos remitidos al Tribunal de Cuentas en los citados ejercicios a los que se refiere el último informe resalta la condonación de una deuda de intereses bancarios por importe de 0,5 millones de euros. IU, que ha convertido a los bancos en objeto de demonización, y esta batalla contra las entidades financieras en uno de los ejes de su argumentario político, ha conseguido, al mismo tiempo, un buen trato por parte de ese «poder fáctico bancario» al que responsabiliza de buena parte de los males del mundo capitalista. Los bancos también son más generosos con IU que con las familias y con las pymes.

Por cierto, este duro discurso que practica la coalición de izquierdas en público contra los bancos no ha sido tampoco obstáculo para que IU haya sumado, por ejemplo, sus votos en el Senado a los de PP, PSOE, CiU y Entesa para rechazar una proposición de ley de UPN que pedía reformar la ley de financiación de los partidos, con medidas como la prohibición de las donaciones en metálico o en especie y que las entidades financieras les condonen sus deudas. Esta votación se celebró el pasado mes de noviembre.

Precisamente, en lo que afecta a IU el Tribunal de Cuentas también ha detectado 337.857,38 euros que provienen de donaciones sin identificar. En esto son reiterativos, porque en 2008 el máximo órgano fiscalizador del estado contable de los partidos también les dejó un reproche por el mismo concepto.

En el caso de UPyD, destacan dos anomalías. Por un lado, los ingresos que el partido de Rosa Díez alega con la única justificación de sus extractos bancarios. No hay más soporte que eso, aunque explican que provienen de lotería, de jornadas con afiliados... Ya en 2008, el Tribunal de Cuentas les advirtió al respecto. Los ingresos sin más justificación que los extractos bancarios fueron en 2009 de 144.356 euros; en 2010, de 111.400 euros; y en 2011, de 95.858 euros.

La otra anomalía está en los bonos al portador, una vía de financiación que patrocina UPyD, y que el Tribunal de Cuentas califica de financiación «peculiar», atípica. Sobre estos bonos al portador se desconoce cómo son emitidos, los que se han destruido, los que se han extraviado, la devolución del plazo... Tampoco se identifica con todas las exigencias legales al comprador. En 2008 el Tribunal de Cuentas ya se quejó de que tanto las donaciones como los bonos al portador, que sumaban 162.050 euros, no habían sido suficientemente identificados. En los extractos bancarios aparecía simplemente el nombre del donante, pero no el DNI ni el domicilio, requisitos establecidos en el artículo 126.1 de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG).

Por este concepto, en 2009 UPyD ingresó 221.000 euros; en 2010, 175.000 euros; y en 2011, 298.039 euros. Una financiación atípica que da lugar a que pueda haber quien considere que detrás hay donaciones anónimas encubiertas.

Pero, al margen de la realidad de estos hechos contables, UPyD defiende en su discurso público que «la financiación de los partidos debe ser totalmente transparente», y que las formaciones políticas deben disponer de más recursos privados de los ciudadanos, siempre que éstos no sean anónimos.

La coalición, tercera en la lista de partidos en quiebra técnica

Con un patrimonio negativo de 8,52 millones de euros, IU es el tercer partido –de una lista de 17– en quiebra técnica, según el último informe de fiscalización de los partidos del Tribunal de Cuentas, lo que quiere decir que presentaba un patrimonio neto negativo al cierre de 2011. A la cabeza se encuentra Unió Democrática de Catalunya (UDC), con un saldo patrimonial negativo de 11,29 millones, a la que sigue Convergencia i Unió (CiU), de la que CDC es miembro, con 10,18 millones de euros. No obstante, la coalición de Cayo Lara subiría al primer puesto si se tienen en cuenta los resultados de las federaciones que integran la estructura federal –5,54 millones–, lo que arrojaría un saldo negativo global de 14,06 millones.

IU

OPACIDAD Y RETRASOS

- Sus balances de 2009, 2010 y 2011 no se presentaron al Tribunal de Cuentas hasta 2013.

- El tribunal ha detectado 337.857 euros en donaciones a la coalición sin identificar.

- En 2008, el Tribunal de Cuentas ya reprochó a IU la opacidad de algunas donaciones.

- Los bancos condonaron a IU una deuda de intereses bancarios de medio millón de euros.

UPyD

INGRESOS SIN JUSTIFICAR

- UPyD sólo justifica con extractos bancarios 144.356 euros en 2009; 111.400 en 2010 y 95.858 en 2011.

- El Tribunal de Cuentas ya alertó en 2008 de los bonos al portador como «peculiar» fuente de financiación, por los que UPyD ingresó en 2009 221.000 euros; 175.000 en 2010 y 298.039 en el año 2011.