MENÚ
sábado 18 agosto 2018
06:22
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Habla uno de los constitucionalistas detenidos en Mataró: «Los Mossos vinieron a por nosotros»

Carlos relata a LA RAZÓN que es la primera vez que acude a una manifestación y que, en contra de lo que se está publicando en redes sociales, no milita en ningún partido ni asociación. Explica que solo trató de ayudar a una mujer y su hija que se habían quedado rodeadas por independentistas.

  • Varias personas atienden a Carmen, la mujer enferma de cáncer a la que los Mossos intervinieron el teléfono móvil
    Varias personas atienden a Carmen, la mujer enferma de cáncer a la que los Mossos intervinieron el teléfono móvil

Tiempo de lectura 4 min.

05 de junio de 2018. 19:30h

Comentada
Almudena Negro 5/6/2018

El pasado fin de semana Mataró (Barcelona) fue escenario de momentos de gran tensión entre constitucionalistas e independentistas. Casi medio millar de personas, según datos de la policía local, se manifestó por las calles de Mataró en favor de la unidad de España. Lo hicieron entre vivas a España y Tabarnia y lemas como “Puigdemont a prisión” o “somos españoles, no fachas”. El problema se originó al llegar a la plaza del ayuntamiento, en donde varios centenares de autoproclamados ‘antifascistas’, miembros del CDR, recibieron a los manifestantes al grito de “fuera fascistas de Mataró”.

La manifestación, que parecía iba a ser festiva, no terminó así, sin embargo, para una pareja de los constitucionalistas presentes, Carlos y Thais. Fueron detenidos por atentado y resistencia contra la autoridad por los Mossos. LA RAZÓN ha podido hablar con Carlos en exclusiva. Carlos está nervioso, “preocupado” por su mujer y todavía “muy indignado” con lo sucedido. Su voz se quiebra de la emoción cuando relata lo acontecido “la primera vez en nuestra vida que vamos a una manifestación”.

Carlos, ¿qué pasó el otro día en Mataró?

Mi mujer, Thais, y yo decidimos ir a la manifestación porque el motivo de la convocatoria nos parecía coherente. En contra de lo que se ha dicho, ni militamos en partido político alguno ni pertenecemos a ninguna asociación. Era la primera vez que íbamos a una manifestación. Solo somos dos ciudadanos que creen en la unidad de España. Es más, somos personas que huimos de los extremismos. Eso hicimos también ese día, cuando vimos que podía haber lío entre constitucionalistas y el CDR. No nos metimos en el cogollo del lío, sino que tratamos de alejarnos de él. Lo que sucede es que vi a una mujer con una niña de unos ochos años de edad que se había quedado en el lado en el que los Mossos contenían a los independentistas. Estos las estaban insultando, así que retrocedimos y le pedimos a un Mosso que las dejara pasar y venir a nuestro lado. Eso se puede ver perfectamente en los vídeos que han corrido por la red, que, por cierto, grabó Carmen, una mujer enferma de cáncer a la que la policía autonómica le quitó y rompió el móvil. Tuvo que ser atendida por una ambulancia.

¿Y no te hicieron caso a tu petición?

Qué va. Al revés, me dijeron que no podía ser y que la mujer y la niña tendrían que aguantar esa situación. Ante eso me rebelé y le dije al Mosso que iba a sacarlas de ahí y que si fueran independentistas las estaría ayudando. Para mi sorpresa el Mosso me contestó: “yo soy independentista y esto es lo que hay”. Por eso rompí el cerco policial, esperando que vinieran a por mi a pararme, mientras la mujer y la niña se zafaban. En ese momento me golpearon contra una valla publicitaria, como se ve en un vídeo, pero la cosa no fue a mayores, no me pidieron ni la identificación. La mujer y la niña intentaron traspasar la valla y no lo lograron, la niña cada vez estaba más nerviosa y lloraba. Al final las dejaron pasar a nuestro lado.

¿Entonces cómo es que acabas en los calabozos de la comisaría?

La manifestación terminó al llegar a la plaza de la estación, en donde muchos de los manifestantes nos quedamos a charlar.

Entonces vino uno de los organizadores hacia mi, y me comentó que la policía les había dicho que me querían identificar, y que él mismo les dijo que no habíamos hecho nada para que nos tuvieran que identificar, así que no nos fuéramos solos, que nos quedáramos en la plaza hasta que la policía se fuera. Le respondí que no tenía ningún problema en identificarme (también está grabado en vídeo). Cuando quedábamos pocos asistentes en la plaza, cámaras y organizadores ya se habían ido, se me acercaron tres Mossos. Dos de ellos me agarraron de los brazos y me pidieron que los acompañará, es decir, en el momento en que desaparecieron las cámaras fue cuando los Mossos se nos echaron encima, nos tiraron al suelo. Vi a mi mujer en el suelo pidiéndome ayuda. Nos detuvieron a los dos y nos condujeron a la comisaría. Tenía miedo, pero he de decir que allí nos trataron bien.

Dices que tu detención podría haber sido ilegal...

Sí, claro que sí. Pedí ser puesto a disposición judicial y no lo conseguí. Nos bajaron a los calabozos y nos metieron en ‘chabolos’ distintos. Aunque he de decir que, para tranquilizarme, pedí ver a mi mujer y la acercaron un rato al mío. Como ya te dije, el trato en comisaría fue correcto. A las cinco y media de la mañana, gracias a mi abogado, pudimos volver a casa. Estamos acusados de atentado y resistencia a la autoridad ambos. Vinieron a por nosotros, hemos pagado el pato.

Dices que se están contando muchas mentiras.

Y tanto. ¡He llegado a leer que le saqué una navaja a un policía! ¡qué barbaridad!

Además, como ya te he mencionado, dicen que pertenecemos a partidos políticos o asociaciones y eso es rotundamente falso. Te imaginas cómo nos podemos sentir. Ha sido traumático. Estoy indignado. Pero que tengan claro que voy a seguir defendiendo lo que creo coherente y ayudar a la gente que lo defiende.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs